VIDEO

El terrorismo que aniquila el turismo en Turquía

Los atentados perturban la economía en uno de los países más visitados.

El atentado en el aeropuerto Ataturk de Estambul, donde murieron 41 personas y más de un centenar resultaron heridas, agravó la crisis turística en Turquía, país que sufre el peor año en ese sector desde 1994.

Es que sus mayores visitantes, los europeos y rusos, están en fuga apostando a otros destinos más seguros.

"La temporada estival está prácticamente finalizada", comentan con tono amargo los operadores turísticos tucos. Los hoteles de Estambul y Antalya, la gran atracción del turismo cultural y el ombligo de las playas sobre el Mediterráneo, que a fines del año pasado hospedaba a cerca de 10 millones de turistas, en días pasados estaban medios vacíos.

En mayo, recordaron impiadosos los datos difundidos el pasado martes por el gobierno, el descenso en el arribo de turistas del exterior fue del 34,7% respecto al mismo mes de 2015. Una baja abrumadora, que no se veía desde 1994. Y ahora, las cosas parecen destinadas a empeorar.

El ataque del pasado martes se suma en realidad a otros tres desde principios de año en la capital económica del país.

En enero pasado, 12 turistas alemanes perdieron la vida en un ataque suicida en la concurrida zona de la basílica de Santa Sofía.

En marzo, otros tres turistas israelíes y un iraní murieron tras el accionar de un kamikaze en la mayor avenida de la capital Istiklal.

El más reciente, después del registrado en el aeropuerto de Ataturk, fue un coche bomba en el barrio histórico de Beyazit, donde se halla el Gran Bazar, que causó la muerte de 11 personas el pasado 10 de junio, hubo otros once fallecidos por un coche bomba en el barrio histórico de Beyazit donde se halla el Gran Bazar.

Los visitantes rusos en Turquía ya habían bajado un poco más del 90%, por la sanciones ahora levantadas contra Moscú. Pero también descendieron los turistas procedentes de Alemania, el Reino Unido y Francia.

Según los últimos datos, los arribos provenientes de Alemania —la primera "fuente" de turismo en Turquía, con cerca de 5 millones de personas en 2015— descendió el 31,5%.

Desde Gran Bretaña, otro país "fuerte" por las visitas a territorio turco, la caída fue de 29,4%.

Hace dos años, Turquía era el sexto país más visitado en el mundo turístico, con cerca de 41 millones de visitantes.

Un sector estratégico que llevaba a las arcas cerca de 30.000 millones de dólares. Pero este año, según algunas estimaciones, podría "quemar" un tercio. Por los ataques terroristas "se prevé un impacto negativo no solo sobre las llevadas en breve y medio término, sino también sobre la economía del país", explican los analistas del instituto de investigación Euromonitor.

Un dato aparte se merecen los rusos. Hasta el año pasado, eran los más numerosos después de los alemanes, con 4 millones de viajantes, atraídos sobre todo por el sol y por las playas del Mediterráneo.

Hoy, están prácticamente desaparecidos. El último informe indica un descenso del 92%,

Miles de turcos trasladan ataúd de una de las víctimas del atentado. Foto: AFP
Miles de turcos trasladan ataúd de una de las víctimas del atentado. Foto: AFP

EI, el responsable.

El triple atentado suicida del aeropuerto de Estambul ha sido obra del Estado Islámico (EI), aseguró ayer el primer ministro de Turquía, Binali Yildirim.

Si bien ningún grupo se ha atribuido el crimen, "la investigación señala a que ha sido el Dáesh, y en pocos días haremos públicos los nombres y detalles de los terroristas", prometió el mandatario.

En tanto, el presidente estadounidense, Barack Obama, conversó ayer por teléfono con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, para expresar sus "condolencias" y ofrecer "asistencia" en la investigación.

"En el contexto de esa llamada", señaló el vocero John Earnst, Obama "ofreció cualquier tipo de asistencia que los turcos puedan aprovechar a medida que efectúan la investigación" del ataque y "toman más pedidas para fortalecer la seguridad en el país".

El portavoz señaló que el mandatario "expresó también sus profundas condolencias en nombre del pueblo estadounidense por las vidas perdidas en el atentado", comentó.

"Puede pasar en Estados Unidos".

El director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), John Brennan, advirtió ayer que EE.UU. podría sufrir ataques similares al perpetrado este martes en el aeropuerto de Estambul (Turquía), que dejó al menos 41 muertos .

"Me sorprendería que el Dáesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico) no intentara llevar a cabo este tipo de ataques en EE.UU.", subrayó ayer Brennan.

"Me preocupan, desde el punto de vista de un profesional de la inteligencia, las capacidades de Dáesh. Y su determinación de matar a tantas personas como sea posible y de llevar a cabo ataques en el extranjero", manifestó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)