VIDEO

El terror volvió a París: ataque en Notre Dame

Un estudiante argelino hirió a un policía con un cuchillo.

Armado con un martillo y al grito de "es por Siria", un hombre desató el pánico ayer martes en las inmediaciones de la catedral de Notre Dame. Atacó a un policía antes de ser herido por un disparo, pero su acción se amplificó en un contexto de permanente amenaza terrorista, y porque además obligó a cientos de personas a permanecer encerradas en la histórica catedral de París.

El ataque en la capital francesa ocurre a tres días del atentado reivindicado por el yihadista Estado Islámico (ISIS) en Londres, que provocó siete muertos en la recta final de la campaña electoral para las legislativas británicas de mañana jueves. El de ayer fue el primer atentado desde que el presidente Emmanuel Macron asumió el cargo el mes pasado, y a cinco días de la primera vuelta de las elecciones legislativas del domingo en Francia. Una segunda vuelta se llevará a cabo el 18 de junio.

El atacante de París, que dijo ser un "soldado" del ISIS, fue hospitalizado tras ser herido en el tórax. Además de un martillo, con el que hirió levemente en el cuello a un agente, el atacante llevaba cuchillos de cocina y un carnet que lo identifica como un estudiante argelino, informó el ministro del Interior francés, Gérard Colomb.

"Escuché a un hombre gritar muy fuerte, y después la gente comenzó a correr. La gente entró en pánico. Escuché dos disparos y vi a un hombre yaciendo en el suelo, con mucha sangre", contó Philippe, un testigo.

Este incidente llevó a que al menos mil personas quedaran encerradas dentro de la catedral por más de una hora.

La catedral de Notre Dame es uno de los lugares más visitados en Europa, con 13 millones de visitantes por año.

Debido al atentado, la catedral cerró sus puertas sin precisar el motivo a los visitantes, y no las abrió hasta que la Prefectura de Policía dio por controlada la situación y ordenó su evacuación paulatina por los laterales. Hasta ese momento, la gente había permanecido tranquila y presenciado la llegada de los efectivos antidisturbios que, encapuchados, inspeccionaron el templo.

"El obispo nos pidió levantar las manos, que nos las lleváramos a la cabeza y que no nos moviéramos", dijo un turista.

Entre las personas que quedaron encerradas en la catedral estaba la exasesora de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y exembajadora estadounidense en la ONU, Nancy Soderberg. En un tuit enviado con una foto del interior de la basílica que muestra al numeroso público con los brazos en alto, Soderberg escribió "Encerrada dentro de la catedral #notre dame en #paris mientras la policía investiga el ataque afuera contra un policía. Todo tranquilo".

El sábado, Soderberg se encontraba en Londres y tuiteaba su solidaridad con "todas las víctimas del trágico ataque terrorista #LondonBridgeAttack".

Francia se encuentra en estado de alerta máxima tras una ola de atentados yihadistas que ha dejado 239 muertos desde el 7 de enero de 2015, cuando 11 personas murieron en un asalto a la sede del seminario satírico Charlie Hebdo.

Catedral de Notre Dame custodiada por la Policía. Foto: Reuters
Catedral de Notre Dame custodiada por la Policía. Foto: Reuters

El atacante.

En el domicilio del agresor de Notre Dame, en un barrio al norte de París, la policía encontró ayer un video en el que este proclama su pertenencia al ISIS. El hombre, identificado como Farid I., es un argelino nacido en enero de 1977 que llegó a Francia en marzo de 2014 y está casado con una mujer de nacionalidad sueca. No estaba fichado por los servicios policiales y no tiene historial judicial.

Farid I, que dice ser traductor, tenía un estudio alquilado en una residencia de estudiantes. Su director de tesis sobre el tratamiento mediático de las elecciones, Arnaud Mercier, declaró a LCI que nada hacía presagiar lo sucedido. "Por lo que conozco de su personalidad, aunque hace tiempo que no estamos en contacto, me deja totalmente estupefacto", dijo Mercier sobre el atacante, que había trabajado como periodista en Suecia y Argelia. "Era alguien muy comprometido, que reconocía los valores de la democracia, creía mucho en el ideal periodístico. (...) No tenía barba, ni respetaba el Ramadán. Lo único que observé es que no bebía alcohol, pero hay muchos musulmanes que no beben y no son yihadistas", añadió.

El tercer atacante, también conocido.

La policía británica identificó ayer martes al italiano Youssef Zaghba, de 22 años, como el tercer autor del atentado del sábado en Londres, que provocó siete muertos. Los otros dos atacantes ya estaba identificados: Khuram Shazad Butt, un británico de 27 años nacido en Pakistán, y Rachid Redouane, un marroquí de 30. Los tres murieron en el atentado. El comunicado policial aclara que Zaghba, "un italiano de ascendencia marroquí", no había estado nunca bajo el radar "ni de la policía ni del Mi5", los servicios de inteligencia. Sin embargo, un procurador italiano aseguró que Zaghba había sido señalado a Gran Bretaña como "posible sospechoso" en marzo de 2016. Giuseppe Amato, procurador de Bolonia, afirmó que habían advertido a Londres acerca de Zaghba después de que este hubiera sido detenido en Bolonia cuando pretendía volar a Turquía para ir luego a Siria. Este dato alentó la polémica en Gran Bretaña desatada por la revelación de que Butt, otro de los atacantes, era una figura muy conocida por los servicios de seguridad. Butt había aparecido en un documental de la televisión británica llamado The Jihadist Next Door. En tanto, la emisora británica irlandesa RTE reportó que a Redouane se le negó asilo en Gran Bretaña pero pudo movilizarse de manera legal en Irlanda en 2012. Gran Bretaña e Irlanda tiene derechos de residencia recíprocos.

ANÁLISIS.

Los civiles, blancos de ataques yihadista.

El último atentado en Londres, reivindicado por el Estado Islámico (ISIS), evidencia la rentabilidad mediática y logística para los yihadistas de fomentar los ataques contra civiles.

Una furgoneta, varios cuchillos y unos falsos chalecos bomba, fueron suficientes para que tres terroristas acabaran con la vida de siete personas, y causaran heridas a otro medio centenar.

Llevar a cabo este tipo de atentados, "desde el punto de vista logístico, es fácil, tanto en cuanto los atacantes no necesitan saber cómo construir una bomba o usar armas de fuego. Hoy, los objetos de la vida diaria están siendo usados para perpetrar las acciones más horrendas", asegura la analista Dalia Ghanem Yazbeck.

Ejemplos de este tipo de ataques son también el atropello de cuatro civiles y un policía por un hombre al volante de un vehículo, el pasado 22 de marzo ante el Parlamento británico; la muerte de doce personas en un mercado navideño de Berlín, el 19 de julio de 2016, arrolladas deliberadamente por un camión; o el ataque de otro "lobo solitario" al volante de un camión en Niza, el 14 de julio del año pasado, matando a 84 personas.

"La estrategia es impulsar y reforzar a los simpatizantes, así como a sus seguidores y a los lobos solitarios", sostiene Ghanem Yazbeck, del centro Carnagie de Oriente Medio, para quien con estas acciones el ISIS lanza varios mensajes importantes.

"A sus seguidores les dice: Tienen que creer en la organización porque todavía podemos golpear, así que levántense y hagan su trabajo, y a sus enemigos, les dice: Podemos golpear donde queramos y cuando queramos", explica. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)