LA CRISIS POLÍTICA EN ALEMANIA

Terremoto político en Alemania: Merkel quiere nuevas elecciones

Fracasaron las negociaciones para formar gobierno con los liberales y Los Verdes.

Merkel: no logra formar gobierno de coalición. Foto: Reuters
Vea el video

Alemania, la gran potencia de Europa, está inmersa en una crisis política. Ante el fracaso de las negociaciones para formar gobierno luego de las legislativas de septiembre, la canciller Angela Merkel anunció ayer lunes que está dispuesta a liderar a su partido en nuevas elecciones, antes que gobernar en minoría.

Merkel rechazó además toda idea de dimitir. "No, no me afectó", declaró al canal de televisión pública ZDF al día siguiente de la ruptura de las negociaciones para intentar formar un gobierno de coalición entre conservadores, liberales y Los Verdes.

Si no se halla ninguna solución alternativa de coalición en las próximas semanas para formar una mayoría en la cámara de diputados, entre ellos los socialdemócratas, Merkel dijo preferir la opción de un regreso a las urnas.

Elecciones anticipadas sería "un mejor camino", agregó. Y en ese caso sería candidata al cargo de canciller por cuarta vez.

En lo inmediato, la canciller espera ver si el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, un socialdemócrata, logra convencer a su partido de reconsiderar su rechazo a gobernar con ella. Una fórmula que le daría un gobierno de mayoría.

Pero los socialdemócratas del SPD reiteraron ayer lunes que no querían más "la gran coalición" actual con los conservadores, que dirige el país desde 2003.

El jefe de Estado, que entre sus escasas prerrogativas tiene la de iniciar un proceso que puede conducir a la disolución del parlamento, exhortó a la clase política a evitar comicios anticipados. "Espero de todos que estén disponibles para el diálogo y que sea posible, en un plazo razonable, la formación de un gobierno", dijo Steinmeier. Se refirió a "una crisis sin precedentes para la República federal alemana en casi 70 años de existencia".

El llamado se dirige a los conservadores, liberales y ecologistas, pero también a los socialdemócratas del SPD, humillados en las elecciones de septiembre.

En cuanto a Merkel queda por saber si su partido le renovará la confianza en caso de elecciones anticipadas.

Desde 1949 nunca había ocurrido que el país no tuviera mayoría para ser gobernado. La noche del domingo, tras un mes de negociaciones, los conservadores de Merkel (CDU-CSU), los liberales (FDP) y los ecologistas fracasaron en su intento de formar una coalición gubernamental.

La canciller, en el poder desde 2005, ganó las elecciones de septiembre pero con el peor resultado desde 1949 para su partido conservador, que ha perdido votos en favor de la extrema derecha (AfD), impulsada por un descontento creciente ante la llegada de más de un millón de refugiados en 2015-2016. Además, el rumbo centrista de Merkel es cada vez más criticado en su partido.

El terremoto político es tal que la influyente revista Der Spiegel escribió en su página web que el país está confrontado a su "momento Brexit alemán, a su momento Trump".

"Es su fracaso. Ello demuestra que el método Merkel —un pragmatismo sin límite y una flexibilidad ideológica máxima— ha llegado a su fin" apunta el Spiegel.

Pero en caso de legislativas anticipadas, nada garantiza que el resultado sea diferente al de septiembre.

El AfD tiene un programa antiinmigrantes, antiislam y antiMerkel. "Nos alegramos de una eventual convocatoria de elecciones", manifestó la líder parlamentaria de AfD Alice Weidel, cabeza de lista en las elecciones del 24 de septiembre. AfD se hizo con el 12,6% en septiembre, tercera fuerza tras conservadores y socialdemócratas.

Un 45% de los alemanes prefiere la celebración de nuevas elecciones a cualquier otra opción, como la de un gobierno en minoría. Un sondeo de la empresa Forsa para la cadena RTL, coloca esta opción como la favorita, en línea con la posición de la canciller Merkel.

La "canciller inamovible" que ahora se tambalea.

¿Estamos asistiendo al fin de la carrera política de la canciller Angela Merkel, de 63 años, 12 de los cuales en el poder?. "Fuera de Alemania, se la sigue viendo con admiración (...). Pero en su país, la admiración flaquea", resumía la semana pasada el influyente semanario Der Spiegel. El diario conservador Frank-furter Allgemeine Zeitung diagnosticaba por su parte una "erosión del poder" de la canciller.

"Madre Angela", como la apodó la prensa alemana, había logrado hasta ahora una trayectoria política sorprendente, fortaleciéndose crisis tras crisis.

Paradójicamente, fue la acogida de cientos de miles de migrantes en 2015 la que a la vez le dio su estatura histórica y puso las bases de su declive. "Su forma de actuar recuerda el aikido", ese "arte marcial de los débiles", que consiste en "utilizar la energía de su adversario para dejarle caer por sí solo", analizaba hace poco el diario Handelsblatt. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)