FOTOGALERÍA

“Terminar inmigración ilegal”

Donald Trump dijo que Clinton dejó muerte, debilidad y caos; cerrará inmigración de los países asociados al terror.

Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: AFP
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: AFP
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: AFP
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: AFP
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump. Foto: AFP
Donald Trump. Foto: AFP
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump previó a aceptar su candidatura a la presidencia. Foto: Reuters
Donald Trump previó a aceptar su candidatura a la presidencia. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: Reuters
Donald Trump hablando ante miles de personas en Cleveland. Foto: Reuters
Donald Trump hablando ante miles de personas en Cleveland. Foto: Reuters
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: AFP
Donald Trump aceptando su candidatura. Foto: AFP
Donald Trump. Foto: EFE
Donald Trump. Foto: EFE
Donald Trump. Foto: EFE
Donald Trump. Foto: EFE

Bajo vítores y ovaciones de miles de delegados e invitados a la Convención Nacional Republicana, Donald J. Trump, de 70 años, aceptó la candidatura presidencial por esa fuerza política histórica de Estados Unidos, y lanzó duros ataques contra su rival del Partido Demócrata, Hillary Rodham Clinton, a la que acusó de haber dejado un legado “de muerte, destrucción, terrorismo y debilidad”, a raíz de lo que calificó de desastrosa gestión como Secretaria de Estado.

Acusó a Clinton por no aplicar políticas que impidieran el surgimiento del grupo terrorista Estado Islámico (EI) y por cosechar el caos en Egipto, Irak, Siria -que está siendo destruida por una guerra en la que el EI es protagonista- y Libia, generando una ola incontenible de inmigración que amenaza a Occidente.

En relación con el EI, sostuvo que la política impulsada por Clinton, que fue de debilidad ante las amenazas a Estados Unidos, llevó a que los terroristas del EI crecieran para pasar de ser un grupo asesino que operaba en una región a convertirse en una fuerza que es capaz de lanzar golpes y ataques sangrientos contra Occidente como han sufrido Estados Unidos y Francia.

Prometió enfrentar al EI y otros grupos yihadistas y ganar la guerra contra el terrorismo.

Trump enfocó los problemas de la inmigración ilegal que dijo golpean a las comunidades en Estados Unidos, planteando riesgo a la seguridad nacional y generando un crecimiento de los delitos. Anunció que cerrará la inmigración procedente de países asociados al terrorismo. Y, con su propuesta suscitó intenso aplauso y exclamaciones de apoyo de los convencionales. “Debemos inmediatamente suspender la inmigración de todo país que esté comprometido con el terrorismo, hasta que mecanismos de control probados se pongan en marcha”, afirmó. “No los queremos en nuestro país”.

En los temas de la seguridad y la inmigración, que estuvieron en partes centrales de su discurso de aceptación de la candidatura, Trump ratificó su polémica propuesta para levantar un muro a lo largo de la frontera con México.

“Vamos a construir un gran muro fronterizo para detener la inmigración ilegal, detener las pandillas y la violencia, y detener el paso de las drogas”, declaró.

“He sido honrado con el apoyo de la Patrulla Fronteriza (exactamente por un importante sindicato del cuerpo, no por todo el conjunto), y trabajaré directamente con ellos para proteger la integridad de nuestro sistema migratorio”, indicó.

“Poniendo fin a la política de detención-liberación en la frontera, pondremos fin al ciclo del tráfico humano y la violencia. Caerán las entradas ilegales al país. La paz será restablecida. Haciendo cumplir las leyes a los millones de personas que se quedan más del tiempo que permiten sus visas, nuestras leyes por fin recibirán el respeto que merecen”, enfatizó el candidato.

“Vamos a ser considerados y compasivos con todo el mundo. Pero mi mayor compasión será para nuestros luchadores ciudadanos. Mi plan es exactamente el opuesto de la política migratoria radical y peligrosa de Hillary Clinton. Los estadounidenses quieren un respiro de la inmigración incontrolada”, dijo.

“Sin embargo Hillary Clinton está proponiendo una amnistía generalizada, inmigración masiva y una total falta de respeto a las leyes. Su plan saturará las escuelas y los hospitales y hará caer más los empleos y salarios, y pondrá las cosas más difíciles a los inmigrantes que han llegado recientemente para que puedan salir de la pobreza”, concluyó.

Entre los temas de política exterior que abordó, prometió que, si llega a la Casa Blanca, pedirá a los socios de la OTAN “pagar su parte”.

“A los países que protegemos, a un costo masivo para nosotros, les pediremos que paguen su parte justa”, afirmó Trump sobre la defensa de la Alianza Atlántica.

Asimismo, el empresario neoyorquino anunció que no permitirá que se firmen más tratados comerciales que sean negativos para Estados Unidos, como los que ha apoyado Clinton, y que destruyen empleos en el país y los fomentan en el exterior. “No habrá más acuerdos de comercio malos”, prometió. “Volveremos al concepto de que Estados Unidos está primero”.

En el ámbito interno, dijo que resurgirá el imperio de la ley y el orden y declaró que el asesinato de un policía es un crimen contra todo el país.

Prometió además que tres prestar juramento como Presidente, el 20 de enero de 2017, los estadounidenses “se despertarán en un país donde las leyes se hacen cumplir”.

Si no puede ver el video haga click aquí

Cruz negó su apoyo al candidato republicano

El senador por Texas Ted Cruz, el principal rival de Donald Trump en el proceso de primarias republicanas, defendió que no apoya al candidato del partido a la Presidencia de EE.UU. por sus ataques a su familia. “No voy a dar mi apoyo a aquellos que atacan a mi esposa y a mi padre”, afirmó el senador. “Donald Trump me pidió que hablara en la Convención Nacional Republicana, pero no me pidió que apoyara su candidatura”, explicó Cruz ante una delegación de Texas que asiste al cónclave del partido. Recordó los ataques “personales” a él y a su familia por parte de Trump, que llegó a sugerir que el padre del senador, Rafael Cruz, tuvo algo que ver con Lee Harvey Oswald, el presunto asesino del presidente John F. Kennedy. “No voy a ser un perrito servil (de Trump) después de los ataques personales” de Trump, insistió. EFE




Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)