VIOLENCIA

La tensión racial en EE.UU. deja 200 arrestos

En nuevas protestas durante el fin de semana, policías y civiles se acusaron de provocaciones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Una mujer pide a los policías que no les disparen más. Foto: AFP

Las autoridades policiales de Estados Unidos realizaron más de 200 arrestos en varias ciudades durante manifestaciones en la noche del sábado, en medio de fuertes tensiones entre afroestadounidenses y policías.

Las detenciones se realizaron 48 horas después de que un negro veterano de guerra disparara contra policías blancos en Dallas, matando a cinco.

La mayoría de las protestas que se organizaron en homenaje a las personas negras muertas por violencia policial, y en particular a las dos víctimas más recientes, fueron pacíficas.

Alton Sterling y Philando Castile fueron abatidos por policías esta semana, en Luisiana y Minnesota respectivamente, y sus muertes filmadas. Las imágenes, que se difundieron ampliamente en las redes sociales, sacudieron a Estados Unidos.

Castile, de 32 años y empleado de un comedor escolar, fue fatalmente herido por varias balas de un agente ante las miradas de su compañera y de su pequeña hija durante un control de tránsito en la carretera de la ciudad de Saint Paul, en el estado de Minnesota.

Protestas y arrestos.

Manifestantes salieron a las calles en Nueva York, Los Ángeles y San Francisco.

Las autoridades dijeron que se generaron disturbios en Saint Paul y que un total 21 agentes que mantenían el orden fueron heridos en la noche del sábado, cuando una manifestación degeneró y algunos participantes tiraron piedras y se negaron a despejar una ruta. En total 102 personas fueron detenidas.

"Esto no tiene nada que ver con el luto, no tiene nada que ver con una manifestación, esto se llama un disturbio, se llama violencia", declaró el alcalde de Saint Paul, Chris Coleman. "No toleraremos este tipo de violencia incalificable".

"Los manifestantes se convirtieron ayer de noche en delincuentes. Estoy (...) asqueado por las acciones de algunos de ellos. No lo aceptaremos", advirtió de su lado el jefe de la Policía de la ciudad, Todd Axtell.

Otra manifestación tensa se realizó en Baton Rouge en Luisiana —ciudad donde un vendedor de CD negro fue arrojado al suelo por dos policías y luego abatido a quemarropa. Más de 100 personas fueron detenidas en esta ciudad según la prensa local.

Durante esta marcha, DeRay McKesson, un prominente activista del movimiento Black Lives Matter ("La vida de los negros importa"), filmó y transmitió por la aplicación Periscope su propio arresto.

"La policía nos ha provocado toda la noche", explicó en un video difundido en su cuenta @deray. "Nosotros no bloqueamos la calle ni ninguna otra cosa", afirmó.

Luego la imagen se interrumpe y se oye una voz: "Policía de la ciudad. Usted está bajo arresto, no se resista".

Otro activista tomó el teléfono móvil y reanudó el video, preguntando al policía la razón del arresto de McKesson, que fue llevado con sus manos en la espalda, según fotos colgadas en las redes sociales.

La palabra de Obama.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo ayer que el movimiento "Black Lives Matter" sigue la misma tradición que el activismo contra la esclavitud y por los derechos de las mujeres, aunque aquellos que atacan a la Policía "perjudican" su causa.

En una declaración a la prensa desde Madrid, donde realiza una visita de Estado, Obama confió en que los miembros de ese movimiento y las fuerzas de seguridad "se escuchen entre ellos" para superar las tensiones agravadas durante la última semana.

"Creo que lo que realmente quiere ver mucha gente del movimiento Black Lives Matter es una mejor relación entre la Policía y las comunidades" a las que protegen, "especialmente con las minorías", dijo Obama después de reunirse con el presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy.

"Cuando algunos de los que estamos preocupados por la justicia en el sistema penal atacan a agentes de policía, están perjudicando la causa", sostuvo Obama.

"Primero que nada, cualquier acto de violencia contra la Policía es un crimen y debe ser procesado", indicó.

Además, opinó que en un movimiento como el de "Black Lives Matter" siempre "va a haber gente que diga cosas estúpidas o imprudentes o llenas de generalizaciones", pero no puede juzgarse a todos con el mismo patrón.

Por tanto, recomendó a esos activistas "mantener un tono honrado, serio y respetuoso" porque eso "ayudará a movilizar a la sociedad estadounidense para lograr un cambio real".

"Pero su objetivo era plantear los problemas para que nosotros, como sociedad, pudiéramos afrontarlos. Lo que estamos viendo ahora es parte de esa larga tradición".

Obama cree que la Policía también tiene que "reconocer que hay un problema" en el trato a las minorías en algunas comunidades, porque así "contribuirá a que haya soluciones".

"Me gustaría que todos los implicados se escuchen entre sí, y eso es lo que confiamos en poder lograr en la próxima semana y en los meses que me quedan como presidente", afirmó quien mañana dará un discurso en Dallas.

El asesino de Dallas planeaba ataques mayores

El autor de la matanza de cinco policías en Dallas (Texas, EE.UU.) planeaba un ataque de mayores proporciones desde antes de las muertes de dos hombres negros a manos de agentes blancos ocurridas esta semana, que desataron la indignación y la protesta en todo el país.

El jefe de Policía de Dallas, David Brown, aseguró ayer que los investigadores están "convencidos" de que el atacante, Micah Xavier Johnson, "tenía otros planes" y "pensaba que estaba haciendo lo correcto al hacer pagar a los policías por lo que él veía como esfuerzos de los agentes por castigar a la gente de color".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)