REDES SOCIALES

No tenía trabajo, pidió 'auxilio' en Twitter y le llegaron 30 ofertas

La hoja de vida de Juan Carlos Cano fue replicada por más de 12.000 personas. Cuenta cómo lo logró.

Juan Carlos Cano. Foto: Juan Carlos Cano/ GDA-El Tiempo
Juan Carlos Cano. Foto: Juan Carlos Cano/ GDA-El Tiempo

“Estoy buscando trabajo. Soy maestro y vivo en Málaga, pero trabajo de lo que sea donde sea”, con este trino el español Juan Carlos Cano empezó su búsqueda de empleo a través de la red social Twitter, tras cumplir un año en pausa de sus labores consecuencia de una lesión en el hombro.

Este hombre de 32 años, que estudió en Granada, cuenta con asombro que lo sorprendió el impacto de su mensaje, aunque sabía que "podía ser un medio más para conseguir algo. Había percibido que la gente suele mover bastante los trinos en los que se pide una ayuda sincera".

Aunque admite que su situación económica no era mala, pues junto a su esposa no tenían problema para llegar bien al fin de mes, dice que les " venía muy bien otro sueldo porque" tienen dos hijos pequeños.

El 25 de octubre, cuando publicó el tuit, fue el primer día en el que retomó su búsqueda de una plaza. Entregando hojas de vida de mano en mano, hablando con amigos, parecía que las redes sociales solo serían una opción más para dar a conocer su experiencia.

"Llevaba un año parado ya que estaba convaleciente de una operación del hombro y en cuanto me recuperé me puse a buscar empleo (...)Estaba decidido a usar todas las herramientas a mi disposición", señala.

Sin embargo, para su sorpresa, fue ese sencillo trino el que terminó por hacerle llegar más de 30 ofertas laborales. "La mayoría eran para trabajos que no eran a tiempo completo, lo cual era un requisito indispensable para mí. Hubo ofertas de medio mundo: recuerdo Polonia, Alemania y México", narra.

Si bien la cuenta de Cano no podría catalogarse como "influyente" ni es verificada, "el impacto fue brutal": alcanzó unos 12.000 retuits y más de 3.000 me gusta y su nombre fue reportado por las cuentas de la plataforma TrendsMap en España y Sevilla como tendencia.

Para él, su pedido de ayuda se viralizó por la sencillez del mensaje, el llamado amable a la difusión, su cercanía a algunas cuentas influenciadoras y "porque la gente vio ganas de trabajar".

Durante los primeros cuatro días afirma que no pudo soltar el teléfono en ningún momento. Las reacciones eran variadas, unos le daban mensajes de aliento y otros lo criticaban por parecer desesperado, pues "Twitter no era la manera de encontrar empleo".

Aunque siempre ha sido maestro, admite que la ola de mensajes le permitieron encontrar trabajo en el sector financiero, no muy lejos de su casa, jornada completa, con buen salario y con un panorama de posibilidades.

"El trino lo borré en el momento en el que encontré empleo y puse un mensaje de agradecimiento. Lo hice porque había gente que seguía moviéndolo y me parecía poco honesto seguir teniendo ese mensaje dando vueltas cuando ya no me hacía falta empleo", contó Cano a EL TIEMPO.

La historia de este maestro de Educación Física ya ha sido replicada por medios de su país, como Verne de EL País y El Confidencial, que han hecho de su caso un ejemplo del poder de las redes sociales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)