CORRUPCIÓN EN BRASIL

Temer niega querer obstruir a la Justicia

El nuevo presidente de Brasil, Michel Temer, negó ayer que su Gobierno haya intervenido o pretenda intervenir para paralizar en la Justicia las investigaciones sobre el gigantesco escándalo de corrupción en la petrolera Petrobras, que salpica a varios de sus aliados.

"Jamás el Ejecutivo va interferir en ese asunto. Cada Poder ejerce su papel y sería un absurdo del Poder Ejecutivo querer interferir en la Justicia", afirmó el nuevo mandatario brasileño en una extensa entrevista publicada ayer por el diario O Globo.

Pese a que la entrevista fue realizada el viernes, Temer se anticipó a las denuncias hechas un día después por el ahora exministro Fabio Medina Osorio, que hasta el viernes se desempeñaba como Abogado General de Brasil y quien atribuyó su destitución a una supuesta estrategia del Gobierno para frenar las investigaciones de los desvíos en Petrobras.

El exabogado del Estado afirmó que su destitución se produjo tras haber chocado en el Gobierno con ministros que quieren "tapar" la investigación de las corruptelas en Petrobras para proteger a aliados de Temer salpicados por el escándalo, incluyendo a miembros del nuevo Gabinete.

Medina Osorio agregó que el ministro de la Presidencia, Eliseu Padilha, le pidió no inmiscuirse en las investigaciones cuando solicitó acceso a los procesos para intentar identificar funcionarios implicados y a los que, como abogado del Estado, tendría que impedirles ejercer funciones públicas.

"Yo jamás haría eso (intentar frenar las investigaciones). Soy muy consciente de los términos de la Constitución. No hay la menor posibilidad de interferencia del Ejecutivo (en la Justicia) ni a favor ni en contra", aseguró Temer, quien asumió plenamente el 31 de agosto luego de que el Senado destituyera a Dilma Rousseff tras hallarla responsable de irregularidades fiscales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)