BRASIL CAMBIA EL RUMBO

Temer elige a un jefe del Itaú para presidir el Banco Central

El nuevo jerarca fue consultor del Banco Mundial y de Naciones Unidas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Temer, acompañado por Meirelles (derecha) e Illan Goldfjan (izquierda). Foto: Reuters

Brasil cambia el rumbo de su política económica. Ayer, el presidente interino, Michel Temer eligió a la primera mujer en su gobierno en un cargo importante y a un directivo del mercado financiero al frente del Banco Central: Ilan Goldfajn, jefe del Itaú, tendrá como prioridad absoluta es revisar todas las cuentas públicas antes de anunciar nuevas medidas.

El nombramiento de Goldfajn, que ya trabajó en el Banco Central, era esperado por los mercados y completa el último de los grandes puestos de la grilla del equipo del ministro de Hacienda Henrique Meirelles, quien sigue mostrándose cauto y reticente a anticipar políticas hasta que los números sean revisados y verificados para diagnosticar "el real escenario económico del país".

"Para establecer una meta (fiscal) es necesario saber cuál es el déficit para este año, cuál será la recaudación, si habrá o no que crear algún impuesto. Todo eso será motivo de análisis esta semana", dijo Meirelles en una rueda de prensa.

Ya la semana pasada, al asumir el cargo, Meirelles había dicho que era necesario "comenzar a decir la verdad" sobre las cuentas públicas, sugiriendo que la economía brasileña está en un peor estado del que se cree.

Goldfajn, con paso por el Fondo Monetario Internacional, también se desempeñó como consultor de Naciones Unidas y el Banco Mundial. Su designación debe ser refrendada por el Senado, y de corroborarse, llegará al gobierno en medio de una crisis política y económica sin precedentes que arrastró a Brasil a una profunda contracción, con una inflación creciente.

"Ya fue director de política económica del Banco Central (...) trabajamos juntos en el banco", dijo Meirelles al anunciar al nuevo conductor de la política cambiaria y monetaria Brasil, que atraviesa su peor recesión en 80 años.

Goldfajn reemplazará a Alexandre Tombini, quien según el ministro de Hacienda se mantendrá en la administración pública.

Tombini auguró éxito su sucesor. "Es un profesional reconocido, con larga experiencia en el sector financiero brasileño, amplia visión de la economía nacional e internacional" y ya pasó por el directorio del BC, dijo en un comunicado.

En otro cambio de liderazgo importante, el Gobierno designó ayer a María Silvia Bastos, expresidenta ejecutiva de la siderúrgica CSN, como jefa del banco de desarrollo estatal BNDES, anunciaron voceros del presidente interino.

Ansiedad.

La vertiginosa realidad brasileña muestra el avance de un modelo económico de menor intervención a solo cinco días de la suspensión de la presidenta izquierdista Dilma Rousseff por hasta 180 días y la asunción interina de Michel Temer.

Rousseff, acusada de manipular las cuentas públicas, será sometida en ese plazo a un juicio político y si es hallada culpable será reemplazada por Temer hasta el fin previsto de su mandato, el 31 de diciembre de 2018.

Meirelles debió esforzarse para sortear la ansiedad existente por conocer cuáles serán las nuevas medidas para sacar del foso a un país cuyo PIB cayó 3,8% en 2015 y proyecta una contracción similar en 2016 y crecimiento cero en 2017.

El propio ministro dijo que si no se tomaban medidas el desempleo podría llegar al 14% este año (actualmente es del 10,9%).

"Vamos a hacer un diagnóstico preciso y correcto para tomar medidas que sean eficaces y que sean definitivas, que no sean revertidas. No vamos a hacer nada precipitado", dijo.

"La recuperación de la confianza es gradual. En primer lugar se da por el cambio de gobierno, por la resolución de esta incertidumbre política (...) Las designaciones que estamos haciendo también eliminarán fuentes actuales de incertidumbre, agregó.

Con un escenario político muy cuesta arriba, analistas y políticos coinciden en que las probabilidades de que Rousseff recupere su cargo son muy poco probables.

Juez presenta acción que pide un juicio político contra el presidente.

Un juez del Supremo Tribunal Federal de Brasil presentó una acción que pide a la Cámara de Diputados la instalación de una comisión especial que revise un pedido de juicio político contra el presidente interino del país, Michel Temer, informó la Corte ayer.

El recurso se basa en que Temer habría firmado decretos de créditos suplementarios en el ejercicio de la Presidencia, del mismo tipo de los que suscribió Dilma Rousseff, lo que sirvió como argumento para la petición de juicio político de la mandataria.

El mes pasado, el magistrado Marco Aurélio Mello emitió una orden para la creación de una comisión especial que analice el pedido de "impeachment" contra Temer, de la misma forma que ocurrió con la suspendida Rousseff.

La decisión de cuándo poner la acción a consideración del pleno del Supremo Tribunal Federal (STF) la tiene el presidente de la Corte, el juez Ricardo Lewandowski. Según el sitio de O Estado de S. Paulo, Lewandowski todavía no ha definido una fecha para la inclusión del caso en la pauta del pleno de la Corte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)