BRASIL

Temer denuncia conspiración para desestabilizar al gobierno

La acusación se basa en acuerdos con delincuentes y será rechazada, afirma.

El presidente Michel Temer es asediado por acusaciones y denuncia una conspiración. Foto: AFP
El presidente Michel Temer es asediado por acusaciones y denuncia una conspiración. Foto: AFP

el presidente de Brasil, Michel Temer, atribuyó la nueva denuncia penal que la Fiscalía presentó en su contra por corrupción a una "conspiración" y dijo confiar en que el Congreso la archivará.

El jefe de Estado, en un vídeo que divulgó en las redes sociales, aseguró que la "denuncia inepta" que la Fiscalía presentó en su contra por asociación para delinquir y obstrucción a la justicia está basada en "pruebas forjadas" y en "acuerdos con malhechores".

"Se sabe que armaron contra mí una conspiración con múltiples propósitos. Conspiran para dejar impunes a los mayores criminales confesos en Brasil, finalmente presos, porque siempre señalamos sus numerosos delitos", afirmó el gobernante en un vídeo cuya publicación en las redes sociales fue divulgada por la propia Presidencia.

Temer hizo alusión en su pronunciamiento a los hermanos Joesley y Wesley Batista, propietarios del gigantesco grupo cárnico JBS, que dijeron haberle pagado sobornos al jefe de Estado desde 2010 al actual presidente en el marco de un acuerdo con la Fiscalía para confesar sus crímenes a cambio del perdón.

Los dos hermanos, sin embargo, fueron detenidos la semana pasada luego de que la Fiscalía descubriera que omitieron y desvirtuaron informaciones.

De acuerdo con el presidente brasileño, tan solo un régimen de excepción aceptaría una denuncia sin pruebas y que solo se basa en acusaciones de criminales confesos "movidos por prejuicio, odio, rencor e intereses oscuros".

"La única vacuna contra esa marcha de insensatez es la verdad. Y la verdad es la única arma que tengo para defenderme desde el inicio de este proceso de denuncias y que busca desestabilizar mi Gobierno y paralizar el avance de Brasil", afirmó.

Temer agregó que confía en que el plenario de la Cámara de Diputados, como ya lo hizo cuando rechazó una primera denuncia contra el presidente por corrupción, votará porque se archive la segunda acusación.

En junio pasado, la Fiscalía también acusó a Temer del delito de corrupción pasiva sobre la base de los testimonios del grupo JBS, pero la Cámara de Diputados, en la que el oficialismo mantiene una clara mayoría, negó la eventual apertura de un juicio.

"La verdad prevaleció ante el primer ataque a mi Gobierno y a mí. La verdad, de nuevo, triunfará. Estoy absolutamente convencido de que la Cámara de Diputados pondrá fin a estos últimos episodios de una triste página de nuestra historia, en que las mentiras y medias verdades indujeron a los medios y a las redes sociales en estos últimos días", dijo.

El gobernante alegó que el plenario de la Cámara de Diputados, que tiene que autorizar a la Corte Suprema a juzgar penalmente al presidente, realizará un análisis "crítico y sin pasiones" de la denuncia y "probará los abusos de los que conspiraron contra la Presidencia de la República y Brasil".

La Cámara baja comenzó a debatir el viernes el trámite que será seguido con la nueva denuncia por corrupción contra el presidente.

Los cargos por obstrucción a la justicia y asociación ilícita que la Fiscalía formuló contra Temer llegaron a la Cámara de Diputados desde la Corte Suprema, que por normas constitucionales necesita el aval parlamentario para decidir si la denuncia procede.

El primer paso del engorroso trámite de esa acusación será en la Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara baja, que tendrá un plazo de hasta quince sesiones para analizar el caso, escuchar a la defensa de Temer y elaborar un informe para remitir al pleno.

El presidente de esa comisión, Rodrigo Pacheco, anunció que pretende convocar la primera reunión para el próximo martes, cuando deberá ser elegido el diputado que actuará como instructor, un cargo clave, pues será responsable de la redacción del informe.

PT apoya a Maduro y critica a Trump.

El Partido de los Trabajadores (PT), la mayor fuerza de izquierda de América Latina y que gobernó Brasil trece años con Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, manifestó, en una resolución política de su Dirección Nacional, su respaldo a la Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, cuestionada por gran parte de la comunidad internacional.

"Uno de los grandes aspectos de la ofensiva conservadora en América Latina es el ataque abierto del gobierno (estadounidense del presidente Donald) Trump a la soberanía de Venezuela, con la complicidad del gobierno (del brasileño Michel) Temer y otros gobiernos subordinados, que se niegan a reconocer la legitimidad de las instituciones democráticamente elegidas como la Asamblea Nacional Constituyente", según la nota del PT, difundida tras dos dias de deliberación.

De acuerdo con los dirigentes de la formación socialista, los países como Brasil que se niegan a reconocer la legitimidad de la Constituyente también rechazan "el derecho del pueblo venezolano a su autodeterminación".

"La decisión de Estados Unidos y otras potencias hegemónicas de buscar una salida para su propia crisis económica, que no han resuelto desde 2007/2008, se desdobla en una crisis de dominación política, con agresiones que ponen seriamente en riesgo la paz y la seguridad de los pueblos", considera el documento aprobado por el PT. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)