PARA 2050 DESMONTARÁ SUS CINCO REACTORES NUCLEARES

Suiza abandona la energía nuclear y adopta la renovable

El nuevo sistema se aprobó con el 58% en un referéndum.

Los suizos aprobaron ayer domingo por mayoría en un referéndum abandonar progresivamente la energía nuclear y desarrollar las renovables. El 58,2% de los votantes suizos apoyaron el cambio.

Este proyecto de revisión de la ley es el resultado de un largo proceso de reflexión iniciado después del accidente nuclear de Fukushima, provocado por el gigantesco tsunami que golpeó las costas japonesas en marzo de 2011.

La nueva ley prevé impulsar energías renovables como la hidráulica, la solar, la geotérmica y la biomasa.

La votación deja el camino libre al gobierno para implementar gradualmente estas medidas a partir de enero de 2018.

Los partidarios del cambio se mostraron eufóricos al comprobar que las nuevas energías habían recibido tanta aceptación, ya que las últimas encuestas insinuaron que el "no" estaba ganando terreno.

"Es un día histórico para el país", manifestó la parlamentaria de los Verdes, Adele Thorens. "Suiza entrará finalmente en el siglo XXI en términos de energía", añadió.

Esta cuestión parecía generar menos interés respecto a otros más recientes referéndums, el fundamento de la democracia directa suiza.

En esta ocasión, la participación fue del 42,3%. Pero, esta baja cifra entra en la media de participación electoral de los dos últimos años.

La estrategia energética gubernamental para 2050 es desmantelar los cinco reactores nucleares que producen casi un tercio de la electricidad del país, al llegar a su vida operacional útil y segura.

La Unión Democrática de Centro (UDC), antieuropea y antiinmigración, estima que la puesta en marcha del proyecto aprobado en referéndum tendría un costo elevado.

Según la UDC, la reforma del sistema energético tendrá un costo de casi 200.000 millones de francos suizos (183.000 millones de euros) hasta 2050.

Para un hogar de cuatro personas, esto representa 3.200 francos suizos adicionales (2.900 euros) por año en costos e impuestos, afirma. "Es pagar 3.200 francos más (...) por una ducha de agua fría", ironizaba la UDC en un cartel electoral.

El gobierno rechaza estos cálculos y estima que para un hogar con cuatro personas con consumo estándar, el costo adicional será de 40 francos suizos por año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)