vea el video 

Sucesión en Argentina con varios incidentes

Varios incidentes enturbiaron ayer el proceso de traspaso de poderes en provincias y municipios de Argentina tras los comicios locales, hechos que fueron criticados por las autoridades electas, que responsabilizan a sus predecesores de generar estas dificultades.

En la localidad bonaerense de Merlo, en la zona oeste del cinturón metropolitano de la capital argentina, unas 3.000 familias ocuparon un descampado de 60 hectáreas.

El intendente electo, Gustavo Menéndez, del Frente para la Victoria (FpV), acusó ayer al saliente, el peronista Raúl Othacehé, de instigar una masiva ocupación de tierras y de tomar medidas presupuestarias para "vaciar" el municipio antes del relevo de autoridades, el próximo diciembre.

En declaraciones radiales, Menéndez tildó de "barbaridad" la maniobra que, según él, promovió el actual alcalde para "generar caos social" con el que tendrá que lidiar la próxima Administración.

Othacehé, regidor de Merlo desde 1991, perdió las primarias del FpV frente a Menéndez el pasado 9 de agosto, y este fue elegido nuevo intendente de la ciudad en las generales del 25 de octubre.

Unos 300 efectivos de la Infantería de la Policía de Buenos Aires llegaron sobre la tarde de ayer al predio de 60 hectáreas ocupado para llevar a cabo el desalojo.

El ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, dijo que están a la espera de una orden judicial para hacerlo.

El ministro bonaerense, quien precisó que otros 300 policías llegarán hoy a la zona para efectivizar el desalojo, se refirió a cómo se originó esta situación: "Un vivo quiso perjudicar a alguien e hizo correr la voz de que se podían tomar esos terrenos".

Pasadas las 15:00 horas de ayer, varios de los ocupantes retiraban las pertenencias que habían instalado en el lugar.

Policías esperan la orden de desalojo para un predio de 60 hectáreas en Merlo. Foto: La Nación.
Policías esperan la orden de desalojo para un predio de 60 hectáreas en Merlo. Foto: La Nación.

Reacción.

El actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, y candidato a presidente por el Frente para la Victoria, Daniel Scioli, dijo que es necesario analizar si la toma de terrenos en Merlo tiene una motivación política, o bien surgió a partir de las necesidades habitacionales de la gente.

"Estamos en contra de las tomas ilegales. Pero también hay que analizar profundamente si es una cuestión política o hay una necesidad habitacional", señaló.

Por su parte, María Eugenia Vidal, gobernadora electa que reemplazará a Sciol, dijo que esta toma "es responsabilidad del intendente actual de Merlo".

Tucumán también.

Otro foco de conflicto se registró en la norteña provincia de Tucumán, donde 400 empleados públicos recién despedidos sitiaron un municipio y quemaron neumáticos frente a sus puertas.

"Tengo la municipalidad sitiada por el fuego", dijo el nuevo intendente de la localidad de Concepción, Roberto Sánchez, del frente Cambiemos (bloque liderado por Mauricio Macri).

Sánchez, quien asumió el pasado sábado esa intendencia, decidió frenar la designación de 400 personas que habían sido contratadas por el intendente saliente, el kirchnerista Osvaldo Morelli, días antes de terminar su mandato. El intendente electo permanece atrincherado en el municipio desde el lunes.

Además, otro grupo de personas intentó atacar el lunes el domicilio particular del regidor.

Según denunció, en los últimos años la planta municipal llegó a 1070 personas, casi el doble de las que había. Contó que muchos de ellos "trabajaban un día y cobraban todo el mes. Nosotros les propusimos que sólo le renovaremos a los que realmente trabajaban, pero están muy intransigentes",

Tucumán, sexto distrito electoral de Argentina, ya vivió episodios de violencia en las últimas elecciones provinciales. El 23 de agosto quemaron urnas en tres localidades lo que obligó a suspender el recuento de los votos en unos 40 meses.

Scioli ataca, Macri responde.

El nuevo spot del candidato oficialista Daniel Scioli de cara al balotaje apunta directamente contra su rival, el opositor Mauricio Macri , al que acusa de "decir cualquier cosa" para llegar a la presidencia. Por su parte, Macri criticó "la campaña del miedo" que propone Scioli. "Estamos en desacuerdo con esa metodología. El camino de difamar no suma al debate público", señaló Macri. Y denunció que el oficialismo ha seguido esta estrategia durante los últimos diez años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)