ISRAEL

Sube la tensión por ley de Israel sobre colonias

Los palestinos, la ONU y la UE reaccionaron en contra.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Unas 4.000 viviendas construidas en territorio palestino fueron legalizadas. Foto: Reuters

La ley israelí, aprobada el lunes que legitima alrededor de 4.000 casas construidas en tierras propiedad de palestinos en Cisjordania, despertó varias reacciones, en su mayoría en contra.

El presidente palestino, Mahmud Abas, dijo desde París que esta ley es una "agresión contra nuestro pueblo" y que "va en contra del Derecho internacional".

"Espero que Israel y su gobierno reconsideren este texto y den marcha atrás", declaró a su vez el presidente de Francia, François Hollande, en una rueda de prensa conjunta.

Por su parte el líder laborista israelí Isaac Herzog advirtió que la ley podría llevar a algunos israelíes a ser inculpados por la Corte Penal Internacional (CPI).

La falta de reacción estadounidense contrasta con las críticas a la colonización israelí de la Administración Obama. El nuevo gobierno de Donald Trump "necesita consultar a todas las partes sobre cómo avanzar", dijo un responsable del Departamento de Estado. "La Administración Trump no comentará este ley antes de cualquier decisión de la Justicia", añadió, en previsión de los recursos contra el texto.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, "lamentó profundamente" la aprobación de la ley. "Esta ley es una contravención de la ley internacional y tendrá amplias consecuencias legales para Israel", expresó Guterres.

Asimismo, la jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, "exhortó" a Israel a suspender su aplicación.

Adoptada por 60 votos a favor y 52 en contra, la ley autoriza al Estado a declarar como israelíes terrenos privados palestinos en Cisjordania donde los israelíes construyeron sus viviendas. Los propietarios palestinos serán compensados financieramente o bien con otros terrenos. La medida permitirá la legalización retroactiva de unas 4.000 casas construidas en más de 50 asentamientos.

Según sus promotores, esta ley protegerá a los colonos de expulsiones como las de la semana pasada en Amona.

El proyecto, impulsado por Naftali Benet, líder del partido procolonizador y principal socio de la coalición de gobierno Hogar Judío, tiene como objetivo "regular y permitir el continuo establecimiento y desarrollo" de los asentamientos de judíos en Cisjordania. Muchos defensores de los colonos creen que estas tierras pertenecen a Israel desde tiempos bíblicos.

El primer ministro Benjamin Netanyahu no llegó a tiempo para votar porque estaba de visita oficial en Londres. En la rueda de prensa que ofreció antes de volver a Israel, aseguró que había informado al gobierno de Estados Unidos sobre el proyecto porque "uno no sorprende a sus amigos".

Netanyahu prefería esperar a votar la iniciativa después de la reunión que tiene prevista el próximo día 15 en Washington con el presidente Trump, pero finalmente tuvo que ceder a las presiones de Benet para que no se volviera a suspender, como sucedió en varias ocasiones en los últimos meses, informan medios locales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)