Nisman planeaba pedir el desafuero y detención de la presidenta y el canciller

Sospechan que quieren remover del caso al fiscal

Un error de interpretación. De ese modo caracterizó ayer la fiscal Viviana Fein la suma de desmentidos que en poco más de 24 horas agregaron más confusión a un caso que aún está lejos de aclararse. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Capitanich en el momento de romper notas de Clarín. Foto: La Nación / GDA

La existencia de un borrador de la denuncia de Alberto Nisman en el que, en forma explícita, se pedía el desafuero y la detención de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el canciller Héctor Timerman como artífices de la maniobra de encubrimiento sobre los autores iraníes del atentado contra la AMIA, desató la cadena de desmentidos.

A ello se agrega el exabrupto protagonizado el lunes por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, que durante su comparecencia diaria ante los medios rompió un ejemplar del diario Clarín, que en su edición del domingo había publicado la información acerca del mencionado borrador. Capitanich renovó el desplante ayer al mantener una disputa verbal con el periodista Nicolás Wiñazki, del mencionado diario, a quien no le permitió hacer preguntas.

Las incógnitas en torno a la muerte del fiscal Alberto Nisman continúan, por otra parte, intactas. Pero mientras la investigación avanza, en el Ministerio Público Fiscal suenan las alarmas ante la posibilidad de que los episodios mencionados hayan sido una maniobra para apartar a la fiscal Viviana Fein de la compleja investigación.

Los desmentidos.

El diario Clarín publicó el domingo que el fiscal Alberto Nisman tenía un borrador de la denuncia contra Cristina Kirchner en el que había incluido pedidos de detención para la presidenta y para el canciller Héctor Timerman. El lunes, la fiscal a cargo de la causa de la muerte de Nisman, Viviana Fein, negó mediante un comunicado publicado por el Ministerio Público la existencia de ese borrador.

Clarín, por su parte, no solo ratificó su información sino que presentó documentación en la que constaban los párrafos del borrador que no aparecieron luego en la denuncia presentada el 14 de enero.

Ayer, la fiscalía debió corregir su propio desmentido. "La titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 45 quiere aclarar que en lo referente al material secuestrado del tacho de basura del fiscal Alberto Nisman, en el día de ayer (por el lunes) la información fue transmitida de manera telefónica y no personal, lo cual provocó un error involuntario en el comunicado anterior. La fiscal aclara también que el contenido del comunicado publicado no fue alterado sin su consentimiento luego de dicha comunicación", expresó el comunicado oficial de ayer.

Pero, más allá de la información oficial, desde el propio Ministerio Público se deslizó que más que un "error" esto podría tratarse de una maniobra.

"La gente de comunicación de la Procuración (que dependen de la Procuradora Alejandra Gils Carbó) no está a la altura de la muerte de Nisman. Ni por aproximación pueden llevar la comunicación de esto. Están desesperados porque los supera la situación", dijo ayer Ricardo Sáenz, el fiscal de Cámara de la causa por la muerte de Alberto Nisman y superior directo de Fein.

En diálogo con radio Mitre, Sáenz hizo una dura advertencia: consideró que desde el oficialismo están ejerciendo presión para que Fein abandone la causa. "Fein es la persona que el otro día salió con un papel de Iberia en la mano y desmintió a la Presidenta de la Nación. Esa es Viviana Fein. Pero la quieren sacar de la causa, es evidente", dijo el fiscal de Cámara.

Tras cuestionar duramente al área de prensa de la Procuración por su manipulación de la información oficial, Sáenz lanzó una advertencia.

"Quieren interferir en la investigación de la muerte de un colega y no lo vamos a permitir", advirtió.

Horas más tarde, la propia fiscal Fein salió a despejar dudas en relación con eventuales presiones que pudo haber recibido. "Nunca ejercieron presión en mi actividad. Ni el gobierno, ni ninguno. Yo soy una persona independiente. Y el día que sufra alguna presión voy a ser la primera en decirlo", puntualizó.

Y en cuanto a la cuestión de fondo Fein insistió en calificarla de "error de interpretación".

"El error se debió a una mala interpretación o a un error involuntario. No hubo mala intención. Lo aclaro. Y no defiendo a nadie", afirmó.

Asimismo, Fein confirmó que se tomará vacaciones entre el 18 de febrero y el 5 de marzo próximos, en su lugar se designó a dos fiscales de confianza, según la información que vertió más temprano el fiscal de Cámara Sáenz.

Ayer la magistrada continuó tomando declaraciones a los colaboradores profesionales del fiscal Nisman, en tanto aguarda el resultado de pericias.

Peritos revisarán la autopsia y el arma

La jueza Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Alberto Nisman, dispuso a un reconocido médico forense y a un exjefe de la Policía Bonaerense como peritos de parte para que formen parte de los peritajes en el marco de la investigación de la sospechosa muerte del fiscal en su apartamento de Puerto Madero.

Se trata del prestigioso forense Osvaldo Raffo, un experto médico legista, que en sus 50 años de carrera realizó más de 20.000 autopsias e investigó los crímenes más conocidos de Argentina, y de Daniel Salcedo, quien estuvo al frente de la Policía Bonaerense desde fines de 2007 hasta principios de 2009, cuando abandonó su cargo en medio de un conflicto que involucraba oficiales con el secuestro del empresario Leonardo Bergara.

Raffo y Salcedo participarán como peritos de parte en el análisis del material recolectado por los investigadores. "Tenemos que ponernos a trabajar en la evidencia que se ha compilado. Hay que evaluar la evidencia y el trabajo, punto a punto, de la fiscalía", expresó ayer Raffo en la puerta de la Fiscalía Criminal de Instrucción N° 45. "Vamos a volver a hacer una inspección ocular y eso lo deberá autorizar la jueza", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)