VIDEO

El sismo más fuerte en un siglo en México causa 61 muertos

Oaxaca fue el estado más afectado, pero el temblor se sintió en todo el país.

Al menos 61 personas murieron y más de 250 resultaron heridas por el potente terremoto que sacudió en la noche del jueves y madrugada del viernes el sur de México, el mayor registrado en los últimos cien años en el país.

Las autoridades han advertido sobre fuertes réplicas tras el sismo de magnitud 8.2 y dijeron que el balance de muertos puede aumentar en las próximas horas.

Escombros, edificios semidestruidos y grietas en las calles: Oaxaca es hasta ahora el estado más afectado, con 45 fallecidos, informó en Twitter el titular de Protección Civil del gobierno federal, Luis Felipe Puente. De ellos, 17 murieron en Juchitán, precisaron las autoridades. Puente reportó también 10 muertos en el vecino estado de Chiapas, en cuya costa fue el epicentro del temblor. Ambos estados tienen constantemente una gran afluencia de turistas. Otras tres personas murieron además en el estado de Tabasco, también en el sur.

Oaxaca, estado mexicano donde el sismo causó la mayor cantidad de víctimas. <br>Foto: AFP
Oaxaca, estado mexicano donde el sismo causó la mayor cantidad de víctimas.
Foto: AFP

"Más de 200 resultaron heridas en el îSismo", escribió el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en su cuenta de Twitter. Hasta el momento se han registrado más de 260 réplicas, la más intensa de 6.1 grados, indicó.

México está amenazado además por el huracán Katia, de categoría 2, que avanzaba ayer viernes hacia el estado de Veracruz, en una terrible semana en la que otros dos ciclones, Irma y José, dejaron una estela de muertos y graves daños materiales al cruzar por el mar Caribe.

El mayor del siglo.

El terremoto es el "mayor registrado en el país en los últimos 100 años", dijo el presidente Peña Nieto en un mensaje televisivo.

"Es previsible que, dentro de las siguientes 24 horas, se pueda registrar una réplica de un grado menor a lo que ocurrió el sismo, es decir, de 7.2 grados", añadió.

El sismo ocurrió a las 23:49 hora local del jueves (01:49 hora de Uruguay del viernes) cerca de la localidad de Tonalá (Chiapas), a unos 100 kilómetros de la costa y a una profundidad de 19 km.

El pánico se apoderó, de norte a sur, de gran parte de los 120 millones de habitantes de México. Muchos salieron a las calles en pijamas, cargando a sus hijos o a sus mascotas.

De momento, en los estados del centro del país y en Ciudad de México, una megalópolis con 20 millones de habitantes, no se registraron mayores daños materiales ni se reportaron víctimas.

El papa Francisco elevó desde Colombia una plegaria por las víctimas del terremoto y del devastador huracán Irma en las islas del Caribe.

"Otro más no".

El temblor hizo revivir a muchos la pesadilla del sismo de 8.1 grados del 19 de septiembre de 1985, que devastó la ciudad de México y dejó unos 10.000 muertos.

"Otro más no, Dios, por favor no", rezaba de rodillas una mujer de unos 60 años.

En las calles del centro de la ciudad se escucharon gritos al ver cómo algunos vidrios se reventaban. El temblor también sacudió a la mayor parte de Guatemala, donde no se han reportado hasta ahora víctimas o daños.

México se ubica entre cinco placas tectónicas, cuyos movimientos convierten al país en uno de los que registra mayor actividad sísmica en el mundo.

El terremoto del jueves se produjo por la fractura interna de una placa tectónica, algo poco habitual y que suele ser más peligroso que el sismo provocado por el roce de dos placas. Así lo explicó en una entrevista con EFE la investigadora islandesa Vala Hjorleifsdottir, que lleva siete años trabajando en el Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Si no puede ver la infografía haga click aquí

El hecho de que haya habido menos daños que en el terremoto de 1985 (de magnitud 8.1 en la escala Richter) se debe fundamentalmente a que este del jueves (de 8.2) ocurrió a mucha más profundidad y más lejos de la capital.

En este sentido, los expertos del Servicio Sismológico Nacional de México, dependiente del Instituto de Geofísica de la UNAM, recuerdan que la Ciudad de México está edificada sobre una planicie que antaño fue un lago con mucha sedimentación, lo que favorece la expansión de las ondas sísmicas. "Eso explica que aunque el epicentro ha tenido lugar muy lejos (de Ciudad de México), aquí la sacudida haya sido notable", detalló la sismóloga.

En cualquier caso, la investigadora insistió en que, por lo general, son más peligrosos los terremotos que ocurren a causa de la rotura interna de una placa que los que se derivan del roce de dos de ellas, que son los más habituales, ya que, entre otros factores, "emiten más altas frecuencias".

"Al parecer, este temblor rompió dentro de la placa", lo que "no ocurre muy seguido, pero precisamente en Oaxaca (donde se registraron los mayores daños) ocurrió otro temblor de las mismas características, también de unos 8 grados y a una profundidad similar en 1931". En términos geológicos, 86 años "no son nada" y todo hace pensar que "tarde o temprano" esa región verá "pronto" (también en "una escala de tiempo geológica") episodios similares, explicó Hjorleifsdottir. "El de 1931 y el de ahora están muy relacionados".

SISMOS MÁS POTENTES EN LOS ÚLTIMOS 30 AÑOS


Media docena de sismos de una magnitud igual o superior al que golpeó a México (8.2) han sacudido el planeta en las últimas tres décadas. Los dos más potentes, en Asia en 2004 (Indonesia, 220.000 muertos) y en Japón en 2011 (magnitud 9.1 que dejó cerca de 18.500 muertos), fueron también los más letales, aunque otros temblores de magnitud muy fuerte dejaron menos víctimas. En cambio, los terremotos menos potentes dejaron muchos más muertos.

Otros sismos potentes:

—27 de febrero de 2010, centro-sur de Chile, magnitud de 8.8, 524 muertos, 31 desaparecidos y más de 220.000 familias sin hogar.

—28 de marzo de 2005, Indonesia, magnitud 8.6, unos 900 muertos y alrededor de 6.000 heridos.

Menos fuertes pero mortíferos:

—12 de enero de 2010, Haití, magnitud 7, más de 200.000 muertos, 300.000 heridos, 1.5 millones de personas perdieron su vivienda.

—12 de mayo de 2008, China, magnitud de 7.9, más de 87.000 muertos y 4,45 millones de heridos, arrasó amplias zonas de la provincia de Sichuán; fue el más mortífero en China desde el de Tangshan, en 1976.

—8 de octubre de 2005, Pakistán e India, magnitud de 7.6, 75.000 muertos y 3,5 millones de personas desplazadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)