Reino Unido pide cambios en la UE y esgrime alejamiento

Sintonía entre Cameron y Merkel por reformas

La canciller alemana, Angela Merkel, se comprometió ayer a trabajar con el primer ministro británico, David Cameron, para asegurar un acuerdo sobre una reforma de la Unión Europea que permita mantener al Reino Unido en el bloque, asegurando que "donde hay interés, hay maneras" de hacerlo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Merkel y Cameron, líderes conservadores, coinciden sobre la Unión Europea. Foto: Reuters.

Ambos líderes conservadores, que tienen una buena relación a nivel personal, esquivaron la pregunta sobre si las peticiones de Cameron para realizar cambios en el tratado de la UE eran posibles antes de que Reino Unido celebrara un referendo sobre su adhesión al bloque. La propia Merkel ha respaldado la idea de una modificación del tratado en los últimos años para trabajar en una mayor integración de los países de la zona euro, pero en Alemania son ahora conscientes de que hay poco interés por esto en otras capitales europeas. "Acudiré a estos debates en forma constructiva. Quiero encontrar una solución", dijo Merkel.

Cameron, que consiguió ser reelecto como primer ministro el 7 de mayo, dijo que espera que Europa muestre cierta flexibilidad hacia uno de sus "mayores países, un gran contribuyente y uno de los actores europeos más importantes".

"Es una fortaleza ser capaz de adaptar a diferentes estados-nación con sus diferentes deseos y sus distintas creencias", dijo Cameron, que fue recibido con una guardia de honor en Berlín. El primer ministro británico reiteró que su preferencia es permanecer en una Unión Europea reformada, pero dejó claro que no se podía descartar nada si las demandas de Reino Unido no se satisfacían.

"Somos dos líderes de centroderecha y tenemos perspectivas similares en torno a muchas cuestiones. Creemos en la responsabilidad fiscal, tanto a nivel nacional como en la UE, creemos en el libre mercado, creemos en las relaciones atlánticas, creemos en el comercio libre", dijo Cameron.

Una fuente de la oficina de Cameron dijo que el acercamiento de Merkel es una señal hacia una potencial reforma en la UE, y añadió que la intención del primer ministro británico es hablar con los 27 países del bloque antes de la reunión del consejo de la UE que se celebrará a fines de junio.

En Polonia.

El primer ministro británico David Cameron se reunió en Varsovia con su homóloga polaca, Ewa Kopacz, en el marco de su gira europea para convencer a sus socios de que deben reformar la UE, antes de viajar a Berlín, para conversar con Angela Merkel.

La víspera, el primer ministro había pedido a los líderes europeos que fueran "flexibles e imaginativos" para que los británicos voten sí en el referéndum previsto de aquí a finales de 2017 sobre su permanencia en la Unión Europea.

Con cerca de un millón de sus ciudadanos trabajando en Gran Bretaña, Polonia rechaza cualquier flexibilidad que pueda dar lugar a una eventual diferencia de trato entre ellos y los británicos, mientras que Cameron defiende este tipo de proyectos. Durante su conversación con el primer ministro británico, Ewa Kopacz confirmó que "Polonia rechazaría toda discriminación", indicó a través de su cuenta de Twitter el ministro polaco de Asuntos Europeos, Rafal Trzaskowski, que auguró una conversación "difícil" sobre este punto.

Sin embargo, el ministro señaló que Cameron y Kopacz habían "llegado a un acuerdo sobre la desregulación dentro de la UE, el refuerzo de la competencia y el papel de los parlamentos nacionales".

En un comunicado publicado tras el encuentro, Downing Street indicó que los dos jefes de gobierno "coincidieron en que había cuestiones sobre la interdependencia entre la libre circulación y los sistemas nacionales de protección social que necesitaban ser debatidos".

Cameron, favorable a que su país se mantenga dentro de una UE reformada, pretende recuperar algunas competencias en nombre de la soberanía del Parlamento británico y endurecer las condiciones de acceso a ayudas sociales para los ciudadanos de la UE residentes en Gran Bretaña.

Cameron lanzó su ofensiva diplomática después de que el jueves la reina Isabel aprobara la presentación formal ante el parlamento el proyecto de ley que detalla las modalidades del referendo de pertenencia del Reino Unido a la Unión Europea, que se debatirá a partir del 9 de junio y establece la realización de la consulta popular antes del 31 de diciembre de 2017, año también de elecciones generales en Alemania y Francia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)