El movimiento sindical y grupos sociales quieren “blindar” a la presidenta

Sindicatos salen en defensa de Dilma

Los sindicatos, los movimientos sociales y algunos partidos políticos de izquierda reforzaron ayer su convocatoria para las marchas que realizarán hoy en varias ciudades de Brasil en favor del Gobierno, aunque aclararon que su apoyo a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, está condicionado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los sindicatos y las organizaciones sociales salen hoy a contrarestar las protestas. Foto: Reuters.

Las manifestaciones en favor de Rousseff buscan contrarrestar las protestas contra el Gobierno que movilizaron el domingo a unas 900.000 personas en 205 ciudades, pero no significan un respaldo a la actual política económica del Gobierno ni a su ajuste fiscal.

Así lo dejó claro la Central Única de los Trabajadores (CUT), mayor unión sindical del país y vinculada históricamente al oficialista Partido de los Trabajadores (PT), en un comunicado publicado en su página en Internet para enumerar las reivindicaciones por las que marchará hoy.

"Estaremos en las calles de todo el país este 20 de agosto en defensa de los derechos sociales, de la libertad y de la democracia, pero también contra la ofensiva de la derecha y por salidas populares para la crisis", según la nota. La central sindical aclara que protestará contra el ajuste fiscal con el que la jefa de Estado pretende hacer frente a la crisis económica del país y en favor del Gobierno, desde que este muestre que "la salida es por la izquierda".

"Contra el golpe".

La CUT dijo que manifestará "su vehemente repudio a la amenaza de golpe (de Estado) orquestada por sectores conservadores" pero al mismo tiempo expresa "su rechazo a la actual política económica". Según la nota, la marcha es en defensa de la democracia y del proyecto de desarrollo con el que Rousseff venció en las elecciones presidenciales de octubre y no del que puso en ejecución.

Los organizadores de las manifestaciones dicen oponerse a la política económica que limita derechos laboristas, reduce inversiones sociales y aumenta intereses, así como a los proyectos de ley conservadores discutidos en el Congreso que violan los derechos de las minorías. Además de la CUT, las manifestaciones son convocadas por los izquierdistas Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y Partido Comunista do Brasil (PCdoB).

También participarán organizaciones sociales como el Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST), el Movimiento de los Sin Techo (MTST), la Unión Nacional de Estudiantes (UNE) y la Unión Brasileña de Mujeres.

Pese a las críticas de los movimiento sociales a la política económica y el ajuste fiscal, el PT, que gobierna Brasil hace trece años y es liderado por el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, decidió pedirle a sus militantes que refuercen las marchas de esta jornada.

"Llegó la hora de ir a las calles para defender los derechos laboristas, las conquistas sociales de los últimos años y, por encima de todo, para defender nuestra democracia", asegura un mensaje en red de televisión transmitido ayer por el PT.

Por eso, agrega el mensaje, "súmate a la movilización nacional que, este jueves, unirá movimientos sociales, partidos políticos, centrales sindicales y todos los que creen que Brasil es mayor que cualquier crisis".

Las protestas del domingo, convocadas por grupos opositores ajenos a la política formal, no consiguieron la misma movilización que otras dos jornadas de manifestaciones realizadas este año, que llegaron a congregar a 2,5 millones de personas en 250 ciudades.

Angela Merkel llegó a Brasilia.

La canciller alemana, Angela Merkel, llegó anoche a Brasil para poner en marcha un mecanismo de diálogo político con la presidenta Dilma Rousseff, quien a su vez aspira a captar más inversiones germanas en su plan de enderezar la maltrecha economía brasileña. Las mandatarias tendrán hoy una reunión en el Palacio presidencial de Planalto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)