Ejecuciones

Silla eléctrica cumple 125 años

El primero en ser ejecutado por la "Old sparky" fueWilliam Kemmler, un estadounidense condenado en 1890 por el homicidio de su novia Matilda Ziegler. Demoró ocho minutos en morir.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Silla eléctrica. Foto: AP

La silla eléctrica cumple mañana 125 años desde que se utilizó por primera vez para ejecutar a un condenado a la pena capital, el 6 de agosto de 1890, en una cárcel de Nueva York.

En Estados Unidos la llaman confidencialmente "old sparky" -la vieja máquina que echa chispas- y ha sido el método preferido para las ejecuciones de la pena capital hasta los años '80, el instrumento que en 1927 "ajustició" a los italianos Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti.

El 6 de agosto de 1890, en la prisión de Auburn, en el estado de Nueva York -30 años antes de que la misma ciudad de Auburn fuera fundada- William Kemmler fue atado a la silla, cubierto de electrodos ligados a un generador y muerto.

Condenado por el homicidio de su novia Matilda Ziegler, Kemmler demoró ocho minutos en morir. Después de la caída de tensión y el pedido del médico presente al verdugo de "actuar rápido" para reactivar las descargas.

La autopsia sobre el cadáver reveló más tarde que los electrodos sobre la espalda había quemado hasta la columna vertebral. De la cabeza del condenado se vio salir humo.

Pero el hombre que primero sugirió a la comisión del estado de Nueva York encargada de encontrar un método para las ejecuciones "Más humano que la horca", el dentista Albert Southwick, exaltó la nueva forma de ejecución: "Vivimos en una civilización más evolucionada desde ahora en adelante".

Uno de los innovadores de la energía eléctrica, George Westinghwhouse, observó gélido: "Hubiera hecho mejor el trabajo con una hacha". Un periodista presente reportó: "Fue un espectáculo horripilante, mucho peor que el ahorcamiento".

La realización de las sillas eléctricas fue posible gracias al descubrimiento de la electricidad por parte de Thomas Edison, pero quien llevó adelante el primer proyecto a pedido del estado de Nueva York fueron sus socios Harold Brown y Arthur Kennelly.

La primera silla eléctrica, la usada en Auburn, fue diseñada, terminada y patentada por los electricistas de la prisión, Edwin Davis y Harry Tyler.
Desde 1976, cuando la Corte Suprema de Estados Unidos volvió a aprobar las ejecuciones, se calcula que 158 de ellas fueron aplicadas con la "old sparky", un quinto de las mismas en Virginia.

El último condenado a muerte "ajusticiado" con ese instrumento fue en 2013 Robert Glason, quien eligió ese método.

Por el momento, la opción de usarla como alternativa a la inyección letal existe en los estados de Alabama, Florida, Carolina del Sur, Virgina, Kentucky. Además de Oklahoma y Arkansas en situaciones particulares.
Pero la carencia de fármacos para las inyecciones letales, sobre todo tras el rechazo de las empresas farmacéuticas europeas de proveerlas a Estados Unidos para ese fin, reabrió el debate sobre el posible uso macabro de la "old sparky".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)