ITALIA

Sicilia vota: antisistema y la derecha son favoritos

Estas elecciones regionales, en la cuna de la mafia, son una prueba para las legislativas de 2018.

Sicilia: están convocados a votar 4,5 millones de italianos en las regionales de hoy. Foto: Archivo
Sicilia: están convocados a votar 4,5 millones de italianos en las regionales de hoy. Foto: Archivo

Las viviendas ilegales de la playa de Bagheria tienen vistas impresionantes, pero son el emblema de la corrupción, tema central de las elecciones regionales de hoy domingo en Sicilia, un ensayo general de las legislativas previstas en 2018.

El Movimiento Cinco Estrellas (M5E), la formación antisistema liderada por el cómico Bepe Grillo, y la derecha del ex jefe de gobierno Silvio Berlusconi encabezan los sondeos electorales.

Muy por detrás se coloca el Partido Democrático (PD) de centroizquierda, actualmente en el poder, liderado por el ex primer ministro Matteo Renzi.

Los llamados "grillitos" del M5E apuntan a ganar en Sicilia, un paso clave para llegar al poder el próximo año en ocasión de las elecciones generales, con lo que desintegrarían el tradicional sistema político italiano.

Para ello se han jugado la carta de la honestidad y la integridad contra los partidos tradicionales, todos involucrados en casos de corrupción en una región que goza de fuerte autonomía económica, al quedarse con el 70% de lo que recauda y recibir fondos para su desarrollo. La estrategia del movimiento anticasta en toda Italia los ha premiado, por lo que lograron entrar por primera vez al parlamento en 2013.

El joven Patrizio Cinque, alcalde del movimiento anticasta en Bagheria, encara así su mandato en una ciudad en donde se concentran todos los problemas de Sicilia por la presencia de la mafia en sectores como la construcción de viviendas ilegales y la gestión de residuos.

La policía detuvo esta semana a unas 16 personas, incluido un jefe de la mafia local, por haber ordenado la ejecución de su propia hija, culpable de mantener una relación sentimental con un policía.

El verdadero desafío en estas elecciones es determinar si la mafia sigue controlando las elecciones en Sicilia, como en el pasado, y cómo el movimiento antisistema encarará ese grave fenómeno.

Cosa Nostra, que está muy arraigada en la sociedad por su presencia en la economía y en las instituciones, representa un reto muy difícil de enfrentar.

"Creo que la mafia nunca ha estado tan presente en la política como hoy en día", explicó Ambrogio Cartosio, fiscal de Sicilia y por años magistrado antimafia.

Como en el pasado, la listas electorales sicilianas de todos los partidos presentan numerosos candidatos "impresentables", lo que confirma el profundo vínculo de la mafia con la sociedad.

Nello Musumeci, candidato por el partido de Berlusconi, Forza Italia, lucha en estas elecciones por distanciarse de algunos de sus compañeros de lista, incluido uno, acusado de por lo menos 22 crímenes.

El mismo Berlusconi está siendo investigado por sus conexiones con los atentados ordenados por la mafia siciliana en Italia de 1993 y por presuntos acuerdos secretos con la poderosa organización criminal.

El candidato para gobernador de Sicilia del M5E, Giancarlo Cancelleri, se está jugando la carta de la honestidad y llegó a pedir observadores internacionales en las elecciones después de que la comisión parlamentaria antimafia reconociera que no podía garantizar la transparencia de las listas electorales.

El peligro de fraude en las elecciones es real: casi dos millones de italianos han recibido propuesta de dinero o favores en contra del voto al menos una vez en la vida, según reveló en octubre la agencia nacional de estadísticas, Istat.

Luchar contra las actividades en las que opera la histórica organización criminal sigue siendo arriesgado.

El alcalde de Bagheria, que prometió demoler algunas de las 8.000 construcciones ilegales en su ciudad, está siendo a su vez investigado por abuso de poder y malversación, lo que él niega.

Patrizio Cinque, de 32 años, está convencido de que la apertura de una investigación judicial contra él tiene como objetivo empañar su reputación y la del M5E poco antes de las elecciones.

SICILIA EN CINCOCLAVES ELECTORALES.

Sicilia, de derecha.

"Sicilia tradicionalmente vota por la derecha, su electorado es conservador, y si la izquierda ganó en las últimas elecciones es porque la derecha se presentó dividida, con tres listas", recuerda Marco Agelo Gervasoni, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Luiss de Roma. La coalición de derecha Forza Italia, de Silvio Berlusconi, la Liga Norte, de Matteo Salvini y Fratelli dItalia, de Giorgia Meloni, suman cerca del 35% de las intenciones de voto. Una victoria de la derecha en las elecciones regionales reforzaría la creación de una coalición conservadora para las legislativas, y despejaría las incógnitas sobre si es conveniente presentarse unidos a los próximos comicios.

M5E, un reto.

La formación anticasta, a la que se le atribuye aproximadamente el 33% de las intenciones de voto, podría haber crecido aún más, ya que la ley italiana prohíbe la publicación de encuestas 15 días antes de las elecciones. "El M5E podría arrasar en las elecciones porque tiene una capacidad inmensa de captar nuevos votantes, mientras que la derecha ya alcanzó lo máximo posible", explicó Gervasoni. "Es un test complicado. La gran incógnita es la participación. En el pasado la baja participación ha favorecido al M5E", reconoce Alessandro Amadori, vicepresidente del Instituto Piepoli, especializado en sondeos.

La formación antisistema lidera las encuestas desde hace años, y amenaza con llevarse por delante a una clase política considerada ineficiente y corrupta y de usar Sicilia como trampolín para conquistar el poder a nivel nacional.

La izquierda, dividida.

La izquierda paga el precio de sus divisiones internas y tiene pocas posibilidades de ganar. El candidato del Partido Demócrata (PD, en el poder), cuenta con casi el 16% de la intención de voto. Su competidor también de izquierda con cerca del 14%. Esa situación es la misma que se registra a nivel nacional, con el PD dividido y distanciado de los sectores más a la izquierda. Los dos candidatos parecen más dispuestos a batallar entre ellos que a ganar las elecciones.

Berlusconi.

Pese a que han decretado en varias ocasiones su "muerte política" y de estar impedido por la justicia a ejercer cargos públicos, el exjefe de gobierno ha regresado al ruedo, convirtiéndose en personaje decisivo en estas elecciones. "Berlusconi es un pilar, tiene más vidas que el gato. Cuenta con el apoyo del Partido Popular Europeo, y hasta de Angela Merkel. Se presenta como un hombre más sabio, que regresa para evitar que Italia caiga en el caos, el caos que generaría una victoria del M5E", asegura el profesor Gervasoni.

Ley electoral espeical.

Sicilia va a elegir a los 70 miembros de la Asamblea regional y a su gobernador. De estos 70, 62 son elegidos según un sistema proporcional, 7 constituyen el premio a la lista más votada y uno el premio para la segunda con más sufragios.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)