Por atroz atentado

Seguridad de Israel detuvo a extremista

El Servicio de Seguridad de Israel (Shin Beth) anunció haber detenido el lunes al jefe de un grupo judío extremista, Meir Ettinger, el primero en ser arrestado tras el incendio criminal que costó la vida el viernes a un bebé palestino en Cisjordania.

"Meir Ettinger fue detenido en Safed (norte de Israel) a causa de sus actividades en el seno de una organización judía extremista", señaló un portavoz del Shin Beth, el servicio secreto interior de Israel. Ettinger, un veinteañero, fue detenido "por crímenes nacionalistas", afirmó un portavoz de la agencia, sin precisar si es sospechoso de estar directamente implicado en el incendio de una vivienda palestina el viernes pasado, en el que murió un bebé y sus padres y hermano resultaron heridos muy graves, o si existe preocupación por su eventual participación en otros actos de violencia racista.

Según los medios de comunicación israelíes, sería en particular sospechoso de ser el cerebro de un pequeño grupo responsable, el 18 de junio, del incendio de la iglesia de la Multiplicación a orillas del lago Tiberíades, uno de los sitios sagrados del cristianismo.

Meir Ettinger es nieto de Meir Kahane, un rabino fundador del movimiento racista antiárabe Kash, quien fue asesinado en 1990.

Hace unos años, Ettinger fue condenado a seis meses de prisión por espiar los movimientos del Ejército, en lo que las autoridades consideraron un paso previo a una ola de ataques por la evacuación de un asentamiento judío en el territorio ocupado de Cisjordania.

El año pasado, después de una serie de agresiones a iglesias, mezquitas y propiedades palestinas, el Ministerio de Defensa y el Poder Judicial emitieron una orden para alejarlo de Cisjordania y Jerusalén.

Medidas.

El Gobierno israelí aprobó el domingo pasado, a raíz de la muerte de un bebé palestino en la aldea de Duma en un ataque con cócteles molotov, una serie de medidas extraordinarias contra extremistas judíos.

Entre ellas se encuentra la aplicación del arresto administrativo, es decir, la retención en prisión del sospechoso sin necesidad de presentar pruebas contra él.

Con ello el Gobierno de Netanyahu trata de resolver uno de los problemas a la hora de combatir la violencia nacionalista judía, que se caracteriza por la imposibilidad de encontrar pruebas con las que incriminar a sospechosos. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)