SANDRA ÁVILA

La seductora reina del mundo del narcotráfico

De ojos negros y melena larga, Sandra Ávila (53), más conocida como "La Reina del Pacífico", es una mujer que vivió rodeada de lujos y estuvo relacionada con los más grandes capos mexicanos, pero ella siempre negó la fama de influyente narcotraficante que le atribuyen.

Ávila fue deportada ayer desde Estados Unidos a México, donde deberá afrontar un nuevo cargo por lavado de dinero en el estado de Jalisco, según dijo una fuente gubernamental.

La imagen de Ávila luciendo una coqueta y a la vez retadora sonrisa tras su detención en 2007, y el apodo que le pusieron en un narcocorrido en su honor, la convirtieron en todo un personaje del mundo del narcotráfico en México. Además, alrededor de su figura se instaló una leyenda porque se cree que ella es la mujer que inspiró la novela "La reina del sur", del español Arturo Pérez-Reverte, que luego se convirtió en una popular telenovela.

Tras su detención, el gobierno mexicano la presentó como una pieza clave para los envíos de droga del cártel de Sinaloa a Estados Unidos a través del Océano Pacífico, pero la Justicia la absolvió y la extraditó en septiembre de 2012 a Estados Unidos. En ese país, llegó a un acuerdo con la fiscalía para ser sentenciada por un único delito: asesorar al colombiano Juan Diego Espinosa, su expareja y enlace entre el cártel de Sinaloa y el del Norte del Valle, en Colombia. Pero el juez consideró que ya había cumplido su pena en México y ordenó su deportación ayer, aunque todavía deberá enfrentar un nuevo cargo por lavado de dinero.

Una vida entre capos.

Desde que nació en 1960 en el estado mexicano de Baja California, la vida de Ávila estuvo marcada por la cercanía con capos poderosos y asesinatos de gente cercana como sus dos esposos, ambos excomandantes policiales.

En entrevistas concedidas en prisión al periodista mexicano Julio Scherer, Ávila asegura que su única culpa es haber "nacido rica" y tener de manera "circunstancial" cercanía con narcotraficantes como Rafael Caro Quintero, un padrino de las drogas de los años `80 quien fue dejado en libertad de forma sorpresiva el 9 de agosto.

"El gobierno me relaciona con los capos, como si yo fuera uno de ellos. Pero yo los conocí cuando eran personas comunes y corrientes, las de todos los días. Pertenecíamos a una misma sociedad", dijo Ávila.

Tan cerca estuvo Ávila de los mayores narcotraficantes, que su madre, María Luisa Beltrán Félix, es prima de Miguel Ángel Félix Gallardo, de acuerdo con el expediente de la fiscalía general de México.

En el libro de entrevistas de Scherer, "La Reina del Pacífico: es la hora de contar", Ávila asegura que su vínculo con Félix Gallardo -fundador junto a Caro Quintero del extinto cártel de Guadalajara- no es sanguíneo pero acepta que ambas familias se conocen desde mucho tiempo atrás.

Del otro fundador del cártel de Guadalajara, Ernesto Fonseca, estuvo muy cerca de ser nuera. El hijo de este capo apodado "Don Neto", con quien mantenía una relación sentimental, la secuestró durante unos meses cuando tenía 18 años a punta de violencia para hacerla "de su pertenencia", lo que la llevó a dejar sus estudios cuando su sueño era ser periodista.

Entre los conocidos de Ávila, cuyo padre tenía un rancho con cientos de cabezas de ganado, figura también el narcotraficante más buscado en los últimos años, Joaquín "El Chapo" Guzmán. AFP

Dos centenares de joyas y 14 cuentas

Sobre su lujosa vida, Sandra Ávila relató al periodista mexicano Julio Scherer cómo en su infancia "las joyas no sólo eran joyas. Eran juguetes". Tras su captura en septiembre de 2007 en la Ciudad de México, le fueron decomisados casi dos centenares de joyas, 14 cuentas bancarias, varios autos de lujo e inmuebles. Aunque asegura que se ha dedicado sólo a negocios inmobiliarios y a la venta de ropa, Ávila se enorgullece de su profundo conocimiento acerca del universo del narcotráfico. "Muchos hablan de su origen, su significado, la profundidad de la tragedia, los muertos uno a uno o en racimo. Pero a la sociedad `narca` la conocemos los que estamos ahí", reconoce la mujer que inspiró la novela "La reina del sur" de Arturo Pérez-Reverte.

"La Reina del Pacífico"

Sandra Ávila, una conocida figura del mundo del narcotráfico mexicano apodada "La Reina del Pacífico", fue deportada ayer desde Estados Unidos a México, donde deberá afrontar un nuevo cargo por lavado de dinero. Ávila vivió rodeada de lujo y estuvo relacionada con los más grandes capos mexicanos, pero ella siempre negó la fama de influyente narcotraficante que le atribuyen. Esta es la mujer que inspiró la novela "La reina del sur", del español Arturo Pérez-Reverte, que luego se convirtió en una popular telenovela.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.