VIDEO

Santos pactó el alto al fuego con ELN, la última guerrilla de Colombia

El acuerdo con la última guerrilla activa del país "entrará a regir el próximo 1° de octubre. Tendrá una vigencia inicial de 102 días, es decir irá hasta el 12 de enero del próximo año", explicó Santos.

El gobierno del presidente Juan Manuel Santos y los rebeldes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) pactaron este lunes en Quito un alto al fuego temporal que regirá a partir del 1° de octubre en Colombia, adonde arribará, mañana, el papa Francisco.

El acuerdo con la última guerrilla activa del país "entrará a regir el próximo 1° de octubre. Tendrá una vigencia inicial de 102 días, es decir irá hasta el 12 de enero del próximo año", explicó Santos en un mensaje televisado.

El cese al fuego supone el mayor avance alcanzado por las partes desde que iniciaron negociaciones en Quito en febrero, con miras a terminar con un enfrentamiento de más de medio siglo.

Durante este período de tregua, también "cesarán los secuestros, los ataques a los oleoductos y demás hostilidades contra la población civil", afirmó Santos.

Por su parte, el gobierno se comprometió a mejorar las condiciones carcelarias de los presos del ELN y a fortalecer la protección a líderes sociales.

Es la primera vez, desde que se levantó en armas en 1964, que el ELN se compromete a detener sus acciones de manera recíproca. Antes ya había suspendido su lucha con el Ejército de manera unilateral por períodos breves.

Según Santos, el compromiso es una "gran noticia" de bienvenida para el pontífice argentino, quien aterrizará en Bogotá este miércoles tras apoyar la firma de la paz con la ya exguerrilla de las FARC en noviembre último.

Santos, Premio Nobel de la Paz en 2016, dejó abierta la opción de renovar el alto al fuego con el ELN "en la medida en que se cumpla y se avance en las negociaciones sobre los demás puntos".

En Quito, las delegaciones anunciaron que un mecanismo conformado por la ONU, el gobierno, los rebeldes y la Iglesia católica verificará sobre el terreno el cumplimiento de lo acordado.

"Para nosotros, es un reto cumplir todos los acuerdos pactados para este cese, esperamos honrar esta palabra", dijo Pablo Beltrán, jefe del equipo negociador del ELN, en rueda de prensa.

En sintonía con el gobierno, Beltrán agregó que el alto al fuego es "el primer milagro de la visita del papa".

Camilo Restrepo, María Espinoza y Pablo Beltrán en Quito. Foto: AFP
Camilo Restrepo, María Espinoza y Pablo Beltrán en Quito. Foto: AFP

El ELN, que según las autoridades cuenta con unos 1.500 combatientes, dijo en un mensaje por redes que seguirá empeñado en "avanzar hacia el desescalamiento del conflicto, hasta que la Paz Completa sea una realidad".

El conflicto en Colombia, que además de las fuerzas del Estado y las guerrillas ha involucrado a grupos narcotraficantes y de ultraderecha, deja unos 7,5 millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

El cese al fuego con el ELN antecede la llegada de Francisco, quien durante cinco días de visita promoverá la reconciliación, tras respaldar el acuerdo que permitió el desarme de 7.000 combatientes y la transformación en partido político de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Surgido al igual que las FARC en 1964, el ELN creció bajo el influjo de la Revolución cubana y la Teología de la Liberación, una corriente de la Iglesia católica que defendía la lucha a favor de los más pobres.

Tras el trascendental anuncio de este lunes, las partes trabajarán hasta el 23 de septiembre en temas logísticos del cese y abrirán el cuarto ciclo de conversaciones el 23 de octubre en Quito.

Durante los últimos días, las delegaciones venían avanzando en el tema del alto al fuego, pero dos ataques atribuidos al ELN —uno contra un oleoducto y otro contra una patrulla fluvial que dejó tres militares heridos y uno muerto— pusieron los diálogos en vilo.

"Hermanos, para lograr paz estable".

El papa Francisco pidió a los colombianos, a los que visitará desde el miércoles, que se traten como "hermanos, nunca como enemigos", para cimentar "una paz estable" y "duradera" después de medio siglo de conflicto armado.

"La paz es la que Colombia busca desde hace mucho tiempo y trabaja para conseguirla, una paz estable, duradera, para vernos y tratarnos como hermanos, nunca como enemigos", dijo Francisco en un mensaje de vídeo. Agregó que "la paz nos recuerda que todos somos hijos de un mismo Padre que nos ama y nos consuela".

"Iré como peregrino de esperanza y de paz para celebrar con ustedes la fe en nuestro Señor y también para aprender de vuestra caridad y vuestra constancia en busca de la paz y la armonía", indicó. En ese contexto, dijo sentirse "honrado de visitar esta tierra rica de historia, de cultura, de fe, de hombres y mujeres que han trabajo con tesón y constancia para que sea un lugar donde reina la armonía y la fraternidad".

Francisco, es el tercer papa que visita a Colombia, después de Pablo VI, en 1968 y el hoy san Juan Pablo II, en 1986. Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)