Accidente de tránsito

Un sacerdote ebrio atropelló y mató a un motociclista en Costa Rica

El abogado de la familia anunció que demandarán al cura y a la Iglesia. El párroco huyó del lugar y fue detenido por un grupo de taxistas.

Un motociclista que fue atropellado por un sacerdote en estado de ebriedad el sábado pasado en Costa Rica, falleció este martes, luego de varios días en condición delicada.

Se trata de un hombre de 29 años, que fue golpeado por el vehículo que el sacerdote conducía en la madrugada del sábado, próximo al estadio Alejandro Morera Soto, del club de fútbol Alajuelense.

El fallecimiento fue confirmado por el abogado de la familia, quien dijo que demandarán al cura Marcelo Araya Alpízar, por el presunto delito de homicidio culposo.

Araya es párroco y vicario general de la catedral de Alajuela. Actualmente se encuentra con un permiso especial de la Iglesia para no presentarse a su trabajo.

"Esto cambia totalmente el panorama jurídico, ahora no estamos en presencia del delito de lesiones culposas, sino de un homicidio culposo. El caso es de suma gravedad, y nos llevará a plantear la querella contra el conductor del vehículo y el dueño (la Iglesia Católica)", explicó el abogado.

El penalista indicó que la Iglesia deberá responder económicamente por los daños causados.

La alcoholemia realizada al sacerdote Araya dio un resultado de 0,65 miligramos de alcohol en sangre, cuando el máximo permitido, según el Código Penal de Costa Rica, es de 0,25 miligramos.

Luego del accidente, el sacerdote huyó del sitio y fue detenido por taxistas frente a la casa cural, a la que intentó ingresar derribando el portón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)