Frontera de Ucrania

Rusia le hace dura advertencia a EE.UU.

El gobierno de Vladimir Putin advirtió ayer a Estados Unidos que si despliega carros de asalto, medios de artillería y otras armas pesadas en los países miembros de la OTAN sobre el este de Rusia se verá obligado a "aumentar" el número de tropas, misiles y medios de guerra en sus regiones occidentales y en el territorio de la aliada Bielorusia.

El que lanzó esta clara advertencia a Washington fue un peso pesado del Ministerio de Defensa de Moscú, el general Iuri Iakubov, que no dudó en definir un eventual aumento de la presencia estadounidense cerca de las fronteras rusas como "un paso muy agresivo del Pentágono y la OTAN desde los tiempos de la guerra fría del siglo pasado".

La anexión de Crimea por parte de Moscú y el conflicto en el sudeste de Ucrania —donde el Kremlin es acusado de apoyar militarmente a los separatistas— provocó una peligrosa escalada de violencia entre Rusia y Occidente.

Y —como reveló hace pocos días el diario New York Times—, Estados Unidos podría enviar pronto al Kremlin una señal fuerte de que iría mucho más allá de las sanciones. El Pentágono se está moviendo para desplegar medios y armamentos para al menos 450 soldados en los países Bálticos y para uno 750 militares para países como Polonia, Rumania, Bulgaria y tal vez Hungría: todos Estados que en los tiempos de la cortina de hierro estaban bajo la influencia de Moscú.

La idea es que, en caso de ataque a las fronteras del este de la OTAN, EE.UU. pueda enviar a sus tropas y usar las armas pesadas ya presentes en el lugar sin tener que emplear semanas para transportar a Europa del Este vehículos y armamento. Pero Washington está sondeando el terreno para determinar si Polonia, Estonia, Letonia y Lituania están en primera fila al lado de EE.UU. en una hipótesis de hostilidades de Rusia en esa zona. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)