Instan a cumplir los acuerdos de Minsk; siguen las contiendas

La rusa Gazprom suministra gas al este de Ucrania

Rusia comenzó ayer a suministrar gas a los territorios del este de Ucrania controlados por los separatistas prorrusos, quienes habían anunciado previamente que la compañía ucraniana les había cortado el suministro, anunció el presidente ejecutivo de Gazprom.

"Desde las 16 horas del 19 de febrero, Gazprom suministra gas a Ucrania (...) por un volumen de 12 millones de metros cúbicos diarios", declaró Alexei Miller, citado por las agencias rusas. El responsable del gigante de hidrocarburos ruso precisó que también abastecen a través de "las estaciones de Projorovka y Platovo", dos puntos de entrada del gas ruso en Ucrania situados en las regiones separatistas de Donetsk y de Lugansk.

Estas entregas se realizan "en virtud del contrato en vigor" entre Gazprom y su homólogo ucraniano Naftogaz, indicó Miller sin más precisiones.

El primer ministro ruso, Dimitri Medvedev, había indicado poco antes que Rusia podría abastecer de gas a los territorios prorrusos, en el marco de una "ayuda humanitaria", y había solicitado al ministerio ruso de Energía y a Gazprom que prepararan las propuestas de cara a la entrega.

Los separatistas habían denunciado, por su parte, la interrupción brutal de las entregas de este hidrocarburo en sus territorios. Naftogaz había justificado este corte de suministro en base a los combates. "El restablecimiento de la entrega es imposible a causa de los combates que continúan" y que impiden a los técnicos efectuar las reparaciones necesarias sin poner en peligro sus vidas, había indicado la compañía ucraniana en un comunicado.

A causa del conflicto, que opone a las dos compañías, Rusia no entrega más gas a Ucrania, si Kiev no paga por anticipado el volumen solicitado. Naftogaz no estaba disponible por el momento.

En tanto, los dirigentes de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia instaron este jueves a aplicar los acuerdos de Minsk, a pesar de las violaciones del alto el fuego constatadas en el este de Ucrania, especialmente, en la ciudad de Debaltsevo, tomada por los separatistas prorrusos. Petro Poroshenko, Vladimir Putin, Angela Merkel y François Hollande, quienes hablaron por teléfono a primera hora de la mañana del jueves, denunciaron las violaciones de la tregua decretada el sábado a medianoche. Asimismo, acordaron, según un comunicado del Krem-lin, "aplicar con rigor todo el paquete de medidas pactadas el 12 de febrero en Minsk", que prevén un alto el fuego total, la retirada de las armas pesadas del frente y la liberación de prisioneros.

El presidente ucraniano, por su parte, hizo hincapié en los combates en Debaltsevo y reclamó "garantías claras" en caso de nuevas "violaciones de los acuerdos" por los separatistas. No obstante, ni Merkel ni Hollande evocaron la batalla de Debaltsevo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)