CASO PETROBRAS

Rousseff: objetivo del juicio era frenar la investigación del caso Petrobras

La exmandataria brasileña opinó que elobjetivo real del impeachment era frenar la investigación sobre corrupción en la empresa estatal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dilma Rousseff enfrenta su peor momento político. Foto: AFP

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, apartada del cargo para enfrentar un juicio político, denunció este lunes que detrás de su impeachment se buscaba paralizar la investigación sobre el megafraude a la estatal Petrobras.

En un audio filtrado por el diario Folha de Sao Paulo, el hasta hoy ministro de Planificación, Romero Jucá, sugirió que la destitución de Rousseff permitiría detener las investigaciones sobre el multimillonario fraude.

"Si alguien todavía no tenía certeza de que hay un golpe en curso, basado en el desvío de poder, en el fraude, las declaraciones fuertemente incriminatorias de Jucá sobre los objetivos reales del impeachment, sobre quién está por detrás de él, elimina cualquier duda (...). los principales articuladores confiesan 'somos golpistas'", lanzó la mandataria en un acto con movimientos campesinos en Brasilia.

Michel Temer, por cinco años vicepresidente de Rousseff, asumió hace 11 días el gobierno mientras la mandataria enfrenta un juicio en el Senado por manipulación de las cuentas públicas. Y en medio de constantes cuestionamientos sobre la legitimidad del nuevo gobierno, el presidente dijo que apoyaría la investigación sobre el caso Petrobras.

"Ellos decían que iban a continuar con la investigación, pero por detrás tomaban todas las medidas para paralizarla", añadió la presidenta apartada.

La operación Lava Jato, que investiga el fraude, ha significado una catarata de acusaciones de corrupción contra las élites políticas y empresariales de Brasil.

Aunque la fiscalía pidió investigar a Rousseff por obstrucción a la Justicia, sobre ella no recae ninguna acusación de corrupción o de enriquecimiento personal con el escándalo.

Si la presidenta es destituida definitivamente, Temer asumirá el poder hasta el fin del mandato en 2018.

"Estaré en las calles, en el campo, en las ciudades, estaré en paz, firme en mis convicciones, para impedir un golpe, para impedir que ellos cambien los derechos y las conquistas tan peleados por todos ustedes", siguió.

"Vamos a volver de una forma o de otra. Nuestro país va a valorizar de nuevo la democracia", zanjó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)