Recaptura de "El Chapo" Guzmán

El rey de los túneles hizo una fortuna de US$ 1.000 millones

Comenzó plantando marihuana y terminó armando un imperio mundial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Momento en el que Guzmán es detenido en el motel y llevado a una camioneta policial. Foto: AFP.

Convirtió a los túneles en sus máximos aliados: los construyó para trasladar droga, los usó para moverse durante sus 13 años prófugo e hizo uno a su medida para escapar por segunda vez de prisión. Así fue Joaquín "El Chapo" Guzmán, un astuto narcotraficante que ayer fue, otra vez, capturado.

Su fortuna, estimada en US$ 1.000 millones de dólares por la revista estadounidense Forbes, fue lograda, en parte, por el tráfico a Estados Unidos (el país más consumidor de drogas en el mundo).

Nacido el 4 de abril de 1957 en el seno de una familia de agricultores del municipio serrano de Badiraguato, a finales de la década de 1960, "El Chapo" —apodado así por su baja estatura de 1.55 metros— abandonó sus estudios en sexto grado para trabajar en los cultivos de amapola y marihuana.

Más tarde, en la época en la que el consumo de drogas crecía en Estados Unidos con el movimiento hippie, el joven Guzmán fue reclutado por Miguel Ángel Félix Gallardo, apodado "El Padrino" o "El capo de capos" y considerado uno de los precursores del narcotráfico en México.

Una de las primeras misiones de Guzmán fue contactar a narcotraficantes de ciudades colombianas como Medellín, coincidiendo con el auge del cártel de Pablo Escobar, donde "El Chapo" tejió alianzas privilegiadas para proveerse de cocaína y exportarla principalmente al vecino Estados Unidos.

Tras la captura de Félix Gallardo en 1989, Guzmán fundó su cártel de Sinaloa y lo convirtió en la agrupación narcotraficante más poderosa de México.

Rey de la fuga.

"El Chapo" escaló en el mundo de la mafia gracias a su talento para los negocios y su sangre fría para ordenar sanguinarios ataques contra sus adversarios.

Pero, en junio de 1993, cayó en Guatemala y fue trasladado al penal de máxima seguridad de Puente Grande, de donde se fugó el 19 de enero de 2001.

Tras su evasión, que algunos creen que fue simplemente por la puerta principal, "El Chapo" se convirtió en el gran símbolo del narcotráfico contra el que el expresidente Felipe Calderón (2006-2012) lanzó al Ejército.

"El Chapo" era ya en esa época un ícono del crimen organizado a la altura de Pablo Escobar, visto también como un protector y un hombre hecho a sí mismo por habitantes de su zona.

El capo lograba escabullirse de sus captores gracias a puertas reforzadas con acero en sus residencias y a un sistema de túneles secretos que, incluso, escondía debajo de la bañera.

Finalmente, el 22 de febrero de 2014 fue aprehendido de nuevo mientras estaba con su última esposa y sus gemelas en un apartamento de la costera Mazatlán (Sinaloa).

Pero, menos de año y medio después de ser internado en El Alitplano, el capo repitió su hazaña a través de un túnel que dejó en evidencia al gobierno de Enrique Peña Nieto.

Aunque en esta oportunidad solo pudo completar su fuga por seis meses.

Personaje de leyenda.

Ante su habilidad escapista, muchas historias y rumores se han tejido en torno a Guzmán: que se había hecho una cirugía plástica o que acudía a conocidos bares donde se cerraban las puertas y se recogían celulares a los asistentes, a los que después se les pagaban las cuentas.

Lo que sí se sabe es que gran parte de su familia sigue en Sinaloa, incluida su madre.

Menos clara ha sido su vida sentimental: según medios mexicanos, Guzmán ha tenido tres esposas, la más reciente es Emma Coronel, una reina de belleza de Durango con la que se casó en 2007 cuando ella cumplía 18 años.

También se le atribuyen 10 hijos, uno de ellos asesinado a balazos en 2007.

Guatemala está en alerta tras la recaptura.

Las fuerzas de seguridad de Guatemala se encuentran en alerta ante un escenario de posibles "efectos negativos" tras la recaptura del narcotraficante mexicano Joaquín Chapo Guzmán. Elmer Sosa, viceministro del Interior de Guatemala, dijo que mantienen vigilancia sobre cualquier eventualidad que afecte la seguridad por movimientos en las estructuras del narcotráfico que operan en el país, la mayoría con nexos con cárteles mexicanos que trafican droga en los 1.000 km de frontera común.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)