EL DOLOR DE TODO UN PUEBLO

Rescate al límite de las fuerzas

Brigadas de expertos de 13 países son protagonistas de riesgosa misión en edificios en ruinas en la capital; hay 273 muertos y 100 desaparecidos.

Foto: AFP
Foto: AFP

Contra el reloj, el cansancio y la declinante esperanza de encontrar sobrevivientes, las tareas de rescate y ayuda continúan en Ciudad de México y en otras zonas del país, después del poderoso sismo de magnitud 7,1 del martes, cuando suman al menos 273 muertos en cinco estados y la capital, y se estima que hay 100 desaparecidos.

La Secretaría de Gobernación dio lo que definió como un balance preliminar, en el que detalló que hay "273 fallecidos: 137 en la Ciudad de México, 73 en Morelos, 43 en Puebla, 13 en el Estado de México, 6 en Guerrero y 1 en Oaxaca".

La cifra de víctimas "está en constante modificación, ya que la labor de rescate y remoción de escombros continúa", destacó Gobernación en un comunicado en el que aseguró que "la maquinaria solo se está utilizando en labores de limpieza y no en estructuras colapsadas".

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, dijo que la búsqueda "no va a parar hasta lograr la localización y el rescate de estas personas que muy posiblemente están entre los escombros". Admitió que la lluvia de las últimas horas no está ayudando mucho. En una entrevista con una emisora de radio, Osorio explicó que una vez pasada la fase de la emergencia, se procederá a levantar un censo "casa por casa" de los daños provocados por el sismo.

Después de esa etapa, se procederá a retirar todo el escombro, una labor que requerirá de varias semanas porque "son miles de toneladas", y luego arrancará la fase de la reconstrucción.

"En este momento, lo más importante es poner a salvo a toda la población", insistió Osorio, al aludir a la gran cantidad de inmuebles que resultaron gravemente dañados por el movimiento telúrico tanto en la capital como en los estados cercanos, lo que crea el peligro de nuevos derrumbes.

A la incertidumbre por los eventuales sobrevivientes, se suma el agotamiento de muchos de los miles de voluntarios que saltaron a las calles desde que estalló la emergencia, al mediodía del martes y desarrollan una extenuante labor que no admite pausa.

En el céntrico barrio Roma, los rescatistas batallan en su intento de hallar a por lo menos 23 desaparecidos en lo que fue un edificio de siete pisos y ahora es una montaña de cascotes.

De los escombros de esa edificación los equipos de socorro han sacado a 28 personas vivas hasta ahora, según las listas que ellos mismos publican.

Aaron Flores, 30 años, observa las tareas de rescate. Ahí está su hermana Karen y su amigo Paulino Estrada, quien pudo comunicarse por videollamada y un mensaje con sus familiares. "Nos sentimos consternados, desesperados porque no hemos tenido señales" de Karen, dice Aaron.

Armando Albarrán, de 49 años, confía en que su sobrina Karina, de 30, esté viva en lo que era el cuarto piso. "Hay indicios de que todavía hay gente allí. Al parecer ella está con vida por lo que nos informan", dijo.

Pero, los mexicanos no están solos en la dura tarea, sino reciben el apoyo del mundo.

Brigadas de rescate de países de América, Europa y Asia se han incorporado a la búsqueda de las víctimas.

Equipos de Alemania, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Israel, Japón, Panamá y Suiza han llegado o están por arribar al país para sumarse a las tareas de rescate.

España ha enviado a 54 militares, personal médico, sanitario y logístico en tres vuelos diferentes y cuatro canes entrenados para localizar a personas, tanto vivas como fallecidas. Levanaparatos para visualizar huecos sobre el terreno, otros que permiten rastrear zonas amplias y equipos para mover cargas pesadas.

Estados Unidos desplegó dos equipos de asistencia de desastres, además de que rescatistas y material pesado se han trasladado e México desde la base de Riverside (California).

Israel ha enviado a México un contingente de 70 militares, entre ellos 25 ingenieros que ayudan en la revisión y la evaluación de daños en inmuebles.

El ministro de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray dijo en Nueva York que "los amigos se hacen presentes en los momentos duros".

Buscaron, vieron y oyeron a Frida, la niña que no existía.

La Marina de México desmintió la existencia de una menor con vida identificada como Frida entre los escombros del Colegio Enrique Rébsamen, un caso convertido en uno de los símbolos mas emotivos de las tareas de rescate.

La historia se desarrolló durante horas, en las que se comentó que Frida tenía 12 años, se encontraba debajo de una mesa, había hecho movimientos con una mano y no se sabe cómo, había logrado comunicarse con una maestra. También se atribuyó a la niña haber descripto que en las cercanías del lugar donde ella estaba había otros cinco chicos.

El subsecretario de Marina, Ángel Enrique Sarmiento dijo que las instituciones que trabajan en el lugar están "seguros de que no fue una realidad" la existencia de la menor, después de ser un caso seguido con máxima atención por los medios de comunicación.

Las secretarías de Educación, de Defensa, la demarcación de Tlalpan —donde está el colegio—, y la Marina informaron que han "hecho un conteo con la dirección de la escuela y tenemos la seguridad de que todos los niños o fallecieron, están en los hospitales o a salvo en sus casas".

Apuntó que una persona de intendencia y posiblemente se encuentre entre los escombros.

Lo insólito de la historia de la inexistente Frida es que en las últimas horas se refirieron a ella no solo funcionarios de primer nivel de la Marina, sino el secretario de Educación, Aurelio Nuño, quien manifestó que los padres de Frida no estaban en las inmediaciones de la escuela.

El oficial mayor de la Secretaría de Marina, almirante José Luis Vergara, dio el miércoles detalles de dónde se encontraba la menor y de la estrategia para llegar hasta ella.

Sin embargo, ayer jueves, aseguró que crecía la "gran duda" de su existencia, pues no había una familia que la reclamara.

"Pero estamos en una crisis. Quizás los padres estaban atrapados en otro lado. Son hipótesis", remarcó Vergara, quien dijo que fue "muy cauto, analítico y transparente en dar información". Fuente: EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)