Atacaron campo de Al Shabaab, autores de la masacre

Represalia de Kenia por ataque yihadista

La fuerza aérea de Kenia bombardeó ayer bases de los extremistas islámicos de Al Shabaab en la región de Gedo, en Somalia, a pocos días de la masacre perpetrada por los yihadistas en el campus universitario de Garissa, donde mataron a 150 personas, en su mayoría estudiantes cristianos.

Se trata de la primera respuesta militar de Nairobi después que el sábado pasado el presidente Uhruru Kenyatta había amenazado a los islamistas con represalias, afirmando que su país reaccionaría "de la manera más severa posible, combatiendo el terrorismo hasta el fin".

Los milicianos de Al Shabaab, aliados de Al Qaeda, atacaron el campus el jueves pasado asesinando a 150 personas. En varios ataques aéreos, comenzados el domingo a la noche y que siguieron ayer, las fuerzas keniatas golpearon dos campos de los milicianos vinculados a Al Qaeda, Gondodowe y Ismail, ambos en la región fronteriza con Kenia.

"Golpeamos dos zonas según las informaciones en nuestro poder, es desde allí que provienen los milicianos que atacan Kenia", dijo un portavoz de las fuerzas militares. En tanto, surgió una polémica en torno a la seguridad después que el diario Daily Nation denunció retrasos en el operativo policial en el campus universitario.

Según el periódico, las fuerzas de seguridad esperaron siete horas antes de enviar una unidad de las fuerzas especiales al lugar del ataque y una vez que intervinieron emplearon solo 30 minutos para matar a los fundamentalistas y poner fin al asalto. Pero el gobierno rechazó las acusaciones. El vocero el presidente Manoah Espisu dijo que los "militares llegaron pocos minutos después del asalto a Garissa y su intervención sirvió para salvar muchas vidas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)