Cataluña

Mas renuncia a investidura para formar pacto independentista

Carles Puigdemont sustituirá al líder de la coalición Junts Pel Sí, que necesitaba el apoyo de la izquierdista CUP para seguir con el proceso secesionista.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mas decidió renunciar a su investidura para continuar con el proceso independentista de Cataluña. Foto: AFP.

El independentista Artur Mas, líder de la coalición independentista Junts pel Sí, renunció este sábado a su reelección como president de Cataluña para facilitar la formación de un gobierno de las fuerzas separatistas, que avance hacia la secesión de esta región del noreste de España.

"La decisión que yo tomo es hacer un paso al lado y no presentarme como candidato (...) a la reelección a la presidencia", Artur Mas en una rueda de prensa, señalando que su sustituto será Carles Puigdemont, alcalde de su partido en la ciudad de Girona, uno de los feudos independentistas de la región.

Periodista de profesión, de 53 años y presidente de la asociación de municipios independentistas de la región, Puigdemont "tiene muy claro el proyecto de país, tiene muy claro que Cataluña es una nación con derecho a decidir su futuro", dijo Mas, señalando que el parlamento escogerá el domingo a su sucesor.

Su renuncia es fruto de un pacto de última hora entre su Junts pel Sí, con independentistas de izquierdas y derechas, y la izquierda radical separatista Candidatura de Unidad Popular (CUP) para formar el domingo un gobierno que avance hacia la secesión de esta comunidad autónoma de 7,5 millones de habitantes.

Carles Puigdemont será el sustituto de Artur Mas al frente de Cataluña. Foto: EFE.
Carles Puigdemont será el sustituto de Artur Mas al frente de Cataluña. Foto: EFE.

Juntas, CUP y Junts pel Sí obtuvieron una mayoría absoluta en el parlamento regional (72 sobre 135 escaños) en las elecciones del 27 de septiembre. Pero para formar gobierno, la agrupación de JPS (62 diputados) necesitaba el apoyo del movimiento liderado por Antonio Baños (10 escaños), que rechazaba al liberal Artur Mas.

Finalmente, la situación se desbloqueó a última hora, ya que si el domingo a medianoche no había un nuevo gobierno, la ley regional obligaba a convocar nuevas elecciones.

"Ir a otras elecciones a corto plazo no era el mejor de los escenarios, era el peor", dijo Mas. Pero "en estos momentos decisivos, se han encontrado caminos para desbloquear cosas que parecía que no se podían desbloquear", afirmó.

Además de su renuncia, el acuerdo contempla un pacto con la CUP que cederá a dos de sus parlamentarios a la coalición Junts pel Sí, forzará la dimisión de sus diputados más contrarios al acuerdo y se comprometerá a no votar en contra de las decisiones de la coalición independentista.

Estas decisiones "nos dan horizonte de estabilidad, no habrá elecciones en Cataluña este año, podremos empezar a trabajar, el proyecto independentista está vivo y el proceso queda salvado", aseguró Mas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)