Bloquean todos los rubros destinados al referéndum del 1°

Rajoy emplaza a Cataluña y le interviene los gastos

El gobierno español intervino ayer viernes las cuentas del Ejecutivo catalán y asumió el pago de los servicios esenciales en la región, con el objetivo de que no se desvíen fondos al referéndum independentista del próximo 1° de octubre, declarado ilegal por la Justicia.

"Si" o "No": Cataluña está dividida. Foto: Reuters
"Si" o "No": Cataluña está dividida. Foto: Reuters

Además de asumir el pago de los servicios básicos y las retribuciones de los funcionarios, el gobierno español le dio 48 horas al presidente catalán, Carles Puigdemont, para que garantice que desde ninguna partida del resto del presupuesto se desvían fondos para el referéndum.

Esta es la respuesta del gobierno español después de que el jueves el Ejecutivo catalán anunciara que no le enviará las cuentas semanalmente, tal como éste le exigió a partir de julio, al considerarlo "un control político que no guarda relación alguna con los objetivos de estabilidad presupuestaria".

El presidente español, Mariano Rajoy, participó ayer viernes en un acto del Partido Popular (PP) en Barcelona, donde defendió la intervención de las cuentas del Ejecutivo catalán y aseguró que se trata de una demostración de la "firmeza" del Estado frente al desafío independentista. "No subestimen la fuerza de la democracia española", advirtió Rajoy.

Y advirtió, dirigiéndose a las autoridades independentistas de Cataluña: "Están cometiendo un error y nos van a obligar a lo que no queremos llegar".

Tanto el gobierno español como los Tribunales están desplegando en los últimos días sus recursos para impedir que el 1° de octubre se celebre el referéndum secesionista.

Pero los independentistas, a través del gobierno y del Parlamento regional, insisten en celebrarla, aunque incurran en un delito de desobediencia.

Por esta desobediencia, Puigdemont y otros miembros de su Ejecutivo están siendo investigados por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, a instancias de la Fiscalía.

En este ambiente cada vez más tenso, ayer viernes se conoció una carta que Puigdemont y otras autoridades catalanas han enviado al rey Felipe VI y a Rajoy, en la que reclaman negociar un referéndum y advierten que "no dialogar es incompatible con la resolución de los problemas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)