CASO GÜRTEL

Rajoy se desliga de las finanzas del PP

El presidente español, Mariano Rajoy, subrayó ayer miércoles su condición de político para negar cualquier conocimiento de la financiación y la contabilidad de su Partido Popular (PP), al testificar como testigo en el caso conocido como "trama Gürtel", sobre una red de contratos amañados con empresarios que licitaban con el PP entre 1999 y 2005.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mariano Rajoy. Foto: Reuters

Es la primera vez que un presidente español en ejercicio compareció como testigo ante un tribunal.

La trama Gürtel estaba supuestamente dirigida por el empresario Francisco Correa, cuyas compañías, entre otras actividades, organizaban actos del PP y de administraciones gobernadas por ese partido, tanto en campañas electorales como en períodos ordinarios, así como viajes de dirigentes, con gastos que la Justicia sospecha que estaban inflados.

"Jamás me he ocupado de una cuestión de contabilidad. Mis responsabilidades son políticas", subrayó ayer Rajoy.

No obstante, sí admitió que fue él quien en 2004, ya como presidente del partido, dio la orden de que el PP dejara de tener relación con las empresas de Correa, porque había indicios de que podían estar usando el nombre del partido para hacer otras contrataciones.

El líder socialista (PSOE), Pedro Sánchez, pidió la dimisión de Rajoy por "dignidad" y para no "arrastrar" en su "caída" el prestigio de la democracia y las instituciones, mientras que otro dirigente de izquierdas, Pablo Iglesias (Unidos Podemos), reclamó un pleno extraordinario del Congreso para que Rajoy rinda cuentas de su declaración como testigo en el juicio por el caso Gürtel.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)