ESPAÑA SIGUE EN ASCUAS

Rajoy declinó y la izquierda ya se perfila para gobernar

El mandatario no aceptó la oferta de Felipe VI, pero dice que dará pelea.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Consulta: Felipe recibió una respuesta negativa de Rajoy. Foto: Reuters.

El jefe del Ejecutivo español en funciones, Mariano Rajoy, declinó por el momento ser candidato a la reelección, pero mantuvo abierta la posibilidad de serlo más adelante al frente de una gran coalición junto al socialista PSOE y liberales de Ciudadanos. Rajoy anunció su decisión a Felipe VI, que finalizó ayer sin éxito la ronda de consultas para proponer un candidato que se someta a la sesión de investidura en el Congreso.

El rey abrirá una nueva ronda de consultas a partir del próximo miércoles, 27 de enero, y pidió al presidente del Congreso español, Patxi López, que el próximo lunes le facilite una nueva lista de los candidatos de los partidos para la nueva ronda. "A todos los españoles les digo hoy que no tengo los votos y por tanto no tiene ningún sentido que vaya allí (Congreso) a los únicos efectos que empiece a correr el plazo de dos meses que da la Constitución española", señaló el jefe del Ejecutivo en funciones sobre el límite para convocar a unas nuevas elecciones.

Las elecciones legislativas españolas del 20 de diciembre dieron como ganador al PP (centroderecha) con 123 escaños aunque sin mayoría para gobernar, seguido el socialista PSOE (90 diputados), Podemos (69) y Ciudadanos (liberales, 40), un escenario de compleja aritmética para alcanzar los 176 escaños necesarios para investir a un candidato y formar Gobierno. En la decisión del candidato del PP ha influido la propuesta que hoy ha presentado el líder de Podemos (izquierda antiausteridad), Pablo Iglesias, al rey de formar un Gobierno en el que él sería vicepresidente y el líder del Psoe, Pedro Sánchez, presidente.

Esta propuesta —ha dicho— "contaría con muchos más votos a favor" que la suya y "sobre todo muchos menos votos en contra", dijo Rajoy, que no cuenta con ningún apoyo en la Cámara.

Pero este hipotético gobierno de formaciones progresistas que pretende liderar PSOE "no es moderado, ni centrado", ya que necesita del apoyo de Podemos y partidos nacionalistas, una fórmula que "no le conviene a España", añadió.

"Hay que intentar hacer gobiernos que no sean solo una suma de números, sino que tenga una cierta coherencia", señaló Rajoy.

Fracaso.

El jefe del Ejecutivo en funciones inició una fallida primera ronda de contactos en la que las principales fuerzas políticas —socialistas, Ciudadanos y Podemos— se negaron a prestarle su apoyo o a facilitar un gobierno en minoría con la abstención, una opción que solo valora Ciudadanos.

Rajoy reivindicó ayer su victoria en las urnas y reiteró su propuesta de alcanzar una gran coalición formada por tres partidos —PP, PSOE y Ciudadanos— que logre dar un mensaje de estabilidad y certidumbre en España.

Esta posible coalición es apoyada por Ciudadanos pero rechazada por el líder socialista, quien "se ha negado a hablar", según Rajoy, aunque se ha mostrado convencido de que hay margen de diálogo, si hay voluntad.

Los líderes de PSOE y Podemos se emplazaron ayer, tras las consultas reales, a hablar este fin de semana sobre la posibilidad de conformar un eventual Gobierno que aglutine a las formaciones progresistas de la Cámara.

"Los votantes de Podemos y del PSOE no entenderían que no nos entendiéramos Pablo Iglesias y yo. Puedo asegurar que por mi parte no va a ser. Pero ese entendimiento y esa negociación tienen que estar basados en la confianza, no en la desconfianza", proclamó Sánchez ayer.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró ayer tras reunirse con Felipe VI que el Monarca ha visto "razonable" que realizara esta propuesta "a la vista del resultado de las elecciones". "Si el PSOE quiere, puede haber un Gobierno del cambio", vaticinó Iglesias, que remarcó que tanto él, como el rey no creen deseable un escenario de elecciones generales y se mostró dispuesto a trabajar desde ya para la conformación de ese Gobierno en una negociación "televisada, retransmitida, pública y transparente".

Incertidumbre.

La decisión de Mariano Rajoy de declinar por el momento ser candidato a la reelección como presidente del Gobierno español ahonda en la interinidad que se vive desde los comicios legislativos del 20 de diciembre y no despeja la incertidumbre.

La perplejidad es mayor porque ayer mismo Rajoy había asegurado que se sentía "con fuerzas" para presentar su candidatura a la reelección, apoyado en los 7,5 millones de votos recibidos en diciembre y los 123 diputados obtenidos.

Sin embargo, Rajoy ha rechazado por el momento la propuesta del monarca de optar a la investidura porque, según explicó después a la prensa, en este momento no está en condiciones de sacarla adelante. No solo porque no ha recabado apoyo alguno con el que aumentar los diputados a su favor, sino porque cuenta con el rechazo expreso de al menos 180 parlamentarios en una Cámara con 350.

En los últimos días no consta que el líder del PP (centroderecha) haya llevado a cabo gestión alguna para ampliar el respaldo parlamentario, por lo que, ante su negativa temporal a aceptar la candidatura, el rey se verá obligado a una nueva ronda de contactos a partir del miércoles 27. Todo esto no contribuye a despejar las incógnitas que persisten.

Inesperada alianza entre Pedro y Pablo

El líder del partido de izquierda radical Podemos, Pablo Iglesias, propuso ayer formar un gobierno con el Partido Socialista (PSOE), acercando a la izquierda al poder en España. Iglesias afirmó a la prensa que ha comunicado al rey Felipe VI su voluntad "de formar un gobierno de cambio con el PSOE e Izquierda Unida (IU, eco-comunistas)", al tiempo que reclamó para sí la vicepresidencia de ese potencial gobierno. Su proposición ha sido recibida con cierta contención por el líder socialista, Pedro Sánchez, que consideró que primero hay que hablar de "programa" y de "políticas", pero admitió que deben intentar acuerdos. El tema del referendo en Cataluña era excluyente para los socialistas, pero el tema desapareció de la propuesta de Podemos. AFP

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)