15 ANIVERSARIO DEL 11/S

Al Qaeda tiene otra vez en vilo a Estados Unidos

Amenaza con más atentados en el 15 aniversario del 11/S.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A 15 años del atentado contra las Torres Gemelas en Nueva York. Foto: Reuters

En vísperas del 15 aniversario del 11/S, la red terrorista Al Qaeda llamó ayer viernes a sus seguidores a continuar con la "guerra santa islámica contra Estados Unidos".

El líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, dijo en un video que "la prioridad debe ser la Yihad contra Estados Unidos".

Una vigilia problemática para el gobierno de Barack Obama, que además del alerta de seguridad debe lidiar con la aprobación del Congreso de la ley que permite a las familias de las víctimas del 11/9 iniciar demandas contra Arabia Saudita.

El temor de la Casa Blanca es que ahora pueda ser revocado el veto presidencial a esa ley, ya listo sobre el escritorio del Salón Oval. Y en el horizonte se perfila una mano de hierro que podría inflamar las últimas semanas de la campaña electoral estadounidense.

"Es necesario exportar la guerra santa y atacar a Estados Unidos y a sus aliados", dijo al Zawahiri, robándole protagonismo por un día al Estado Islámico, que desde hace tiempo ha sustituido a Al Qaeda en la cima de las preocupaciones de los países occidentales.

"Hasta que sus crímenes continúen, eventos como el del 11 de septiembre deberían repetirse miles de veces, esa es la voluntad de Alá", amenazó el sucesor de Osama Bin Laden.

El líder de Al Qaeda lanzó incluso una inédita invitación a la comunidad afroamericana, aprovechando las recientes tensiones raciales en Estados Unidos y recurrió, además, a un audio con la voz de Malcom X: "Adhieran al Islam, conviértanse en musulmanes, revélense contra las leyes de los blancos y combatan".

Las ciudades de Nueva York y Washington han elevado al máximo las medidas de seguridad de cara al aniversario por los atentados del 11/S.

Sobre todo en la zona del memorial ubicado en Ground Zero, donde entre muchas otras personalidades, estará presente la candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, quien al momento de los atentados era senadora del estado de Nueva York.

El principal dolor de cabeza para Obama en estas horas, es sin embargo el caso de la ley sobre las posibles acciones legales a Arabia Saudita, sospechada de estar detrás de los ataques de hace quince años. Esto puede convertirse en una verdadera "pesadilla diplomática" para el presidente estadounidense en las últimas semanas de su mandato.

De hecho, Obama siempre se manifestó en contra de esa ley, ya sea por el temor a comprometer las ya difíciles relaciones con su principal aliado en el Golfo, o por el temor de crear un precedente que haga sentir a otros países en derecho de iniciar causas contra Estados Unidos.

Sin embargo, esta vez la posibilidad de que el veto del presidente sea rechazado en el Congreso —sería la primera vez— es real teniendo en cuenta el amplio consenso por parte de los partidos Demócrata y Republicano con que cuenta la ley, considerada por muchos como "un imperativo moral" en nombre de las familias de las víctimas del 11/S.

La estrategia de la Casa Blanca podría ser la de poner una fecha para el voto sobre el veto cercana a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre, cuando inevitablemente Capitol Hill estará vacío.

Si bien después del 11/S Estados Unidos concentró su lucha antiterrorista contra Al Qaeda y los talibanes afganos, en la actualidad combate prioritariamente al grupo yihadista Estado Islámico (EI), gran rival de Al Qaeda, que ocupa grandes extensiones de territorio en Siria e Irak y que ha lanzado varios atentados en Europa.

El Gobierno federal volvió a abrir sus oficinas en el WTC.

El Gobierno federal de Estados Unidos celebró ayer viernes oficialmente su regreso al World Trade Center (WTC) de Nueva York, donde volvió a abrir oficinas 15 años después de los ataques terroristas del 11/S. "Es un mensaje a todo el mundo de que nunca vamos a renunciar a nuestros valores o tener miedo", señaló el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

Tal y como recordó De Blasio, la zona sur de Manhattan ha logrado recuperarse poco a poco del impacto de los atentados de 2001, y es hoy un "barrio en auge".

"Los terroristas perdieron. Este lugar ha vuelto literalmente más fuerte que nunca", dijo el alcalde.

En el acto celebrado en el piso 63 del One World Trade Center participó el secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson.

El Gobierno, que había ocupado durante años parte del WTC, firmó en 2012 un contrato para alquilar espacio en seis pisos de la llamada "Torre de la Libertad", el principal rascacielos del reconstruido complejo y que se inauguró en 2014.

En 2015, varios funcionarios acudieron a los tribunales para tratar de detener su traslado a esas nuevas oficinas por su temor a que la torre pueda ser objetivo de nuevos ataques, pero el pasado junio un juez desestimó el caso.

En tanto, militares, congresistas y funcionarios de Washington recordaron con minutos de silencio los atentados del 11/S. EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)