La reforma educativa de Michelle Bachelet sufre otro rechazo

Protesta estudiantil copó capital chilena

Decenas de miles de estudiantes, apoyados por profesores que completan más de tres semanas de huelga, volvieron a marchar ayer por Santiago, intensificando la presión en contra de una reforma educativa instrumentada por el gobierno de Michelle Bachelet.

Tal y como lo vienen haciendo cada semana en el último mes, los estudiantes marcharon por el centro de Santiago, esta vez bajo la consigna "Que el gobierno no esconda la pelota", aprovechando la vitrina de la Copa América que se desarrolla en el país. Con bombos, banderas y una camiseta gigante de la selección chilena los estudiantes coparon la arteria sur de la céntrica avenida Alameda, pasando por el frente de la casa de gobierno. Tras un recorrido pacífico, cuando terminaba la manifestación, encapuchados se enfrentaron con la Policía, en una historia que se repite al final de cada marcha estudiantil, que esta vez, según los organizadores, reunió a unos 120.000 manifestantes.

"Exigimos al ministro (de Educación, Nicolás Eyzaguirre) respuestas más claras, paremos con la soberbia", reclamó Valentina Saavedra, presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech).

Los estudiantes, que hace casi una década iniciaron sus reclamos en demanda de una educación pública, gratuita y de calidad, han intensificado su presión al gobierno de la socialista Michelle Bachelet, en busca de una reforma más profunda a la que ha delineado su gobierno. Bachelet llegó al poder en marzo de 2014, con la promesa de reemplazar el modelo educativo legado por la dictadura del general Augusto Pinochet.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)