Barack Obama: el Papa exhorta a defender el ambiente con autoridad moral

"Proteger a nuestros hijos y a los pobres"

La encíclica del Papa Francisco que llama a proteger el ambiente, tuvo profunda repercusión en todo el mundo. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró que admira "profundamente" la decisión del papa Francisco de publicar una encíclica en la que llama "con claridad, fuerza y toda la autoridad moral de su posición" a actuar contra el cambio climático.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Respaldo. El Presidente Barack Obama coincidió con los conceptos expuestos por el papa. Foto: Reuters.

"Tenemos una profunda responsabilidad de proteger a nuestros hijos, y a los hijos de nuestros hijos, de los efectos dañinos del cambio climático", subrayó Obama en un comunicado al anotar que EE.UU. debe "ser un líder en ese esfuerzo".

Así, el mandatario recordó su compromiso con acciones "audaces" en su país y en el extranjero para reducir las emisiones de gases contaminantes, aumentar el uso de energías limpias y fomentar una "administración responsable" de los recursos naturales.

"También debemos proteger a los pobres, quienes menos han hecho para contribuir a esta crisis que se avecina" si "no somos capaces de evitarlo", sostuvo.

Obama añadió que espera hablar del cambio climático con el papa cuando el pontífice visite la Casa Blanca en septiembre.

"Y mientras nos preparamos para las negociaciones globales sobre el clima de París en diciembre, es mi esperanza que todos los líderes del mundo —y todos los hijos de Dios— reflexionarán sobre la llamada del papa Francisco a unirnos para cuidar de nuestro hogar común", concluyó.

En otro comunicado, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo que la "poderosa" encíclica del papa y su llamamiento a que "todas las religiones trabajen juntas" frente al cambio climático "refleja la urgencia del desafío".

"Tenemos la responsabilidad de hacer frente a este desafío y evitar sus peores impactos", urgió Kerry, quien destacó también la importancia de alcanzar un acuerdo climático global en la cumbre de diciembre en París.

El presidente de Francia, François Hollande espera que la "voz particular" del papa Francisco, a través de la encíclica sobre el calentamiento climático, sea "escuchada en todos los continentes, más allá del ámbito de los creyentes", indicó.

"Cuando Francia se prepara a recibir las negociaciones climáticas, saludo este llamado a la opinión pública mundial y a sus gobernantes", agregó Hollande en un comunicado.

Estimó que "la encíclica del papa Francisco vuelve a colocar el tema ecológico en una perspectiva humana".

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon destacó: "Su primera encíclica enfatiza que el cambio climático es uno de los mayores retos que afronta la humanidad y que es un asunto moral que requiere de un diálogo respetuoso con todas las partes de la sociedad".

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés) señaló que el documento supone un llamado a la acción para todos, en todas partes.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos aseguró que los colombianos "serán soldados de la causa para proteger el medio ambiente". Coincidió con el Papa en que las políticas contra el ambiente afectan sobre todo a los más pobres y a los más vulnerables.

"Es una enorme acusación de que la gente ha perdido el sentido de las metas apropiadas de la tencología y la economía", sostuvo Christiana Z. Peppard, profesora asistente de Teología, Ciencia y Ética , en la Universidad de Fordham, en Nueva York.

Hoy marcha de apoyo en Roma.

Las asociaciones ecologistas italianas, entre ellas Greenpeace, Legambiente y WWF, elogiaron la encíclica y convocaron una marcha hoy domingo hasta la plaza San Pedro para aplaudir al Papa.

"Para un ecologista es sorprendente leer la encíclica del papa Francisco porque se siente mucha satisfacción", reconoció Vittorio Cogliati Dezza, presidente de la organización Legambiente.

OTROS PLANTEOS MUY COMENTADOS.

Programar agricultura sostenible.

"Muchas ciudades son grandes estructuras ineficientes que gastan energía y agua en exceso", señala el Papa Francisco, entre los puntos del documento que suscitan diversidad de comentarios en todo el mundo. "Hay barrios que, aunque hayan sido construidos recientemente, están congestionados y desordenados, sin espacios verdes suficientes. No es propio de habitantes de este planeta vivir cada vez más inundados de cemento, asfalto, vidrio y metales, privados del contacto físico con la naturaleza".

El Papa exhorta a utilizar fuentes de energía limpias y renovables. "Se ha vuelto urgente e imperioso el desarrollo de políticas para que en los próximos años la emisión de anhídrido carbónico y de otros gases altamente contaminantes sea reducida drásticamente", afirma.

Aborda la necesidad de "un cambio de rumbo para programar una agricultura sostenible y diversificada, desarrollar formas renovables y poco contaminantes de energía, fomentar una mayor eficiencia energética, promover una gestión más adecuada de los recursos forestales y martítimos y asegurar a todos el acceso al agua potable". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)