VIDEO

Primer trancazo de la UE a May en el Brexit

Decepción por propuesta sobre europeos en Reino Unido.

A Theresa May se le está haciendo cuesta arriba el arranque de las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). Ayer viernes, los líderes de la UE al cierre de la cumbre de Bruselas acogieron con frialdad la oferta de May para los ciudadanos europeos residentes en Reino Unido una vez consumado el Brexit.

"Mi impresión es que la oferta británica está por debajo de nuestras expectativas y podría agravar la situación de nuestros ciudadanos en Reino Unido", dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

May había prometido a sus 27 socios que los europeos residiendo de "manera legal" en su país podrían permanecer tras el Brexit e, incluso, optar a un "estatuto definitivo" con derechos como a la educación para quienes lleven más de cinco años.

No obstante, esta primera oferta británica levantó dudas entre sus homólogos, entre otras a partir de qué fecha se podrán estimar los cinco años. ¿El referéndum de junio de 2016, la notificación oficial del Brexit el 29 de marzo de 2017, su marcha efectiva prevista a finales de ese mes en 2019, o algún otro momento? La incógnita sobre la fecha quizás podrá despejarse el lunes cuando Londres publique los detalles de su plan.

"¡12 meses para esto!"

Casi un año después de la victoria del Brexit en referéndum, impulsada por la cuestión migratoria, Reino Unido y los 27 empezaron formalmente las negociaciones el pasado lunes, con Londres asumiendo los tiempos y las prioridades europeas, entre ellas garantizar los derechos de los ciudadanos. Más de tres millones de ciudadanos de la UE viven en Reino Unido y alrededor de un millón de británicos residen en el resto de países del bloque, la mayoría en España.

Los principales interesados, los europeos que residen en Reino Unido, expresaron ya su descontento con la oferta, que May calificó de nuevo ayer viernes de "justa y seria", y que, para el enfermero español Joan Pons, dirigente de la asociación de europeos The 3 Million, es "ridícula".

Estos reclaman conservar los derechos de los que gozaban hasta ahora, y que, en virtud de las libertades de movimiento europeas le equiparaba a un ciudadano británico, vistos los complejos y largos trámites para migrantes de terceros países.

"¡12 meses (esperando) para esto! Es patético que el gobierno británico juegue con nuestras vidas con la propuesta más regresiva para los ciudadanos de la UE que podíamos imaginar", apuntó Nicolas Hatton, fundador del movimiento The 3 Million.

"Quiero garantizar a todos los ciudadanos de la Unión Europea que están en Reino Unido, que han hecho sus vidas (...) que ninguno tendrá que irse", declaró May ayer viernes durante el segundo día de la cumbre de la UE en Bruselas. "No habrá una separación de familias", agregó.

May también expuso otra parte de sus planes que choca directamente con los deseos de los 27. Sus socios quieren que el Tribunal de Justicia de la UE sea la jurisdicción encargada de resolver los eventuales diferendos sobre los derechos de los ciudadanos tras el Brexit, algo que Londres rechaza de plano.

Frente interno.

Tampoco la oposición británica recibió de buen grado la oferta de May a la UE. El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, lamentó que May, que perdió su mayoría absoluta en las elecciones generales del 8 de junio, "utilice a las personas como moneda de cambio".

La líder del SNP escocés y ministra principal en Escocia, Nicola Sturgeon, consideró "vaga" la propuesta de May y advirtió que "lo importante serán los detalles". El líder del Partido Liberal Demócrata, Tim Farron, dijo que el plan anunciado por May "deja a millones de personas sin respuestas a numerosas preguntas sobre su futuro aquí", mientras que la líder del Partido Verde, Caroline Lucas, agregó que "esto no pone fin a la incertidumbre que afrontan los ciudadanos de la UE que han construido aquí una vida".

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, consideró también "insuficiente" el plan del gobierno, e indicó que "queda lejos" de ofrecer plenas garantías a los ciudadanos europeos.

May:
May: "No habrá separación de familias europeas que vivían en Reino Unido". Foto: Reuters

Europa con una política comercial más dura.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, dieron su apoyo a una postura europea más dura al comercio. Macron está a favor de un mercado abierto, pero que Europa "no puede ser inocente". Merkel apoyó al concepto de reciprocidad en comercio e inversión, y afirmó que Europa "debe responder" si otros países impedían que sus compañías compitan. Puso como ejemplo a Estados Unidos, que ha adoptado una política más proteccionista con Donald Trump.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)