Italia

Priebke será enterrado en un lugar secreto, según su abogado

El abogado del criminal de guerra nazi Erich Priebke, quien murió en Roma el pasado 11 de octubre a los 100 años, anunció que se ha llegado a un acuerdo para enterrarle en un lugar secreto.

EFEsáb oct 19 2013 13:56

"El acuerdo satisface tanto las exigencias espirituales y las últimas voluntades de Priebke como las de su familia", aseguró el abogado Pietro Giachini.

El lugar de la sepultura no será desvelado, añadió Giachini, que no quiso tampoco añadir si el entierro será en Alemania o Italia y sólo adelantó que no será en Roma, cuyas autoridades locales lo han prohibido.

Giachini agregó que tras la sepultura de los restos mortales del criminal nazi se celebrará un pequeña ceremonia sólo para los familiares.

El abogado explicó que el lugar de la tumba se mantendrá secreto por cuestiones de seguridad para evitar que "delincuentes profanen la tumba".

El prefecto de Roma, Giuseppe Pecoraro, había dado a la familia del capitán de las SS un ultimátum para que encontrasen una sepultura, o si no se ocuparían de ello las autoridades italianas.

El ataúd con los restos de Priebke se encuentra aún el aeropuerto militar de Pratica di Mare, en el litoral romano, adonde fue trasladado el 15 de octubre para evitar posibles nuevos incidentes como los que se vivieron en la localidad de Albano Laziale, donde se iba a celebrar su funeral.

Priebke fue extraditado en 1994 a Italia desde Argentina, donde se había escondido, y condenado a cadena perpetua por la matanza de las Fosas Ardeatinas.

El capitán de las SS fue uno de los responsables de la muerte de 335 italianos, de ellos 75 judíos, que fueron fusilados por las tropas nazis que ocupaban Italia el 24 de marzo de 1944 en represalia por la muerte, el día anterior, de 33 soldados alemanes en un atentado de los partisanos en la romana Via Rasella.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.