AHORA JUEGA PUIGDEMONT

Más presión a secesionistas: bancos se van de Cataluña

Tribunal Constitucional prohibió sesión del lunes del parlamento regional.

Ayer jueves el Tribunal Constitucional suspendió la sesión del Parlamento catalán. Foto: Reuters
La crisis de Cataluña chocó con las grandes empresas

A medida que se acerca el lunes, fecha fijada para la declaratoria de independencia en Cataluña, la presión sobre los líderes secesionistas es cada vez más fuerte para que den marcha atrás.

"Eso es lo que puede evitar que se produzcan males mayores", dijo ayer el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, en una entrevista con la agencia EFE.

Ayer jueves el Tribunal Constitucional suspendió la sesión del Parlamento catalán del lunes en la que pensaban declarar la secesión, y bancos instados en Cataluña ya decidieron irse o lo definirán en las próximas horas.

Según los planes del gobierno catalán, el Parlamento podía declarar la secesión en su primera sesión tras difundir los resultados definitivos del referéndum del domingo, y la primera ocasión era el lunes que viene.

Pero el Partido Socialista de Cataluña (PSC) le pidió al alto tribunal "suspender" la sesión. La decisión del tribunal impide transitoriamente la sesión hasta que la Corte haya determinado de manera definitiva si es legal o no.

"El pleno no puede celebrarse, y como no puede celebrarse, da igual que se celebre, no tiene ningún efecto jurídico", explicó Yolanda Gómez, profesora de Derecho Constitucional de la Universidad a Distancia. "Los demás parlamentarios no van a estar, y si están ellos solos (los independentistas), es como si se hubieran reunido a tomar un café. Cualquier decisión que se tome ahí sería nula de toda nulidad", añadió.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, acusó al gobierno de Madrid de utilizar las cortes para lidiar con problemas políticos y dijo que la asamblea regional no sería censurada. Además afirmó que los líderes parlamentarios de Cataluña aún no habían decidido si desafiar al Tribunal y avanzar con la sesión.

Bancos.

En tanto, la segunda mayor entidad bancaria de Cataluña y quinta de España, Banco Sabadell, decidió trasladar en los próximos días su sede a Alicante. Se protege así de una eventual salida de la Eurozona de Cataluña, en caso de que la independencia prosperase.

Por su lado CaixaBank, primer banco catalán y tercero de España, definirá hoy viernes si también se va de Cataluña. Entre las ubicaciones que se barajan para que CaixaBank sitúe su sede y pague allí el impuesto de sociedades, entre otros gravámenes, cobró fuerza en las últimas horas la opción de las Islas Baleares.

Además, la ciudad de Barcelona, tren económico de la región y principal gancho turístico de Cataluña, una región que recibió 17 millones de visitantes en 2016, vio cómo las reservas de hoteles caían debido a la crisis política.

En tanto, la agencia de calificación financiera Standard and Poors (S&P) situó el miércoles la nota de Cataluña bajo vigilancia negativa.

Los acontecimientos se precipitaron desde el domingo, con el referéndum de independencia en el que más del 90% de los votantes, según el gobierno catalán, se pronunció a favor de la ruptura con España, con una participación de poco más del 42%.

El presidente catalán Carles Puigdemont no hizo alusión a la economía en un discurso pronunciado el miércoles por la noche, pero tampoco dio signos de abandonar el objetivo de la independencia, al asegurar: "Hoy estamos más cerca que ayer de nuestro deseo histórico".

Otros empresarios minimizaron la posibilidad de la independencia. José Luis Bonet, presidente de cava Freixenet, y presidente de la Cámara de Comercio de España, dijo que no hay temor a la independencia entre los empresarios porque no creen que ocurra. "No se lo creen. Y yo desde luego no me lo creo", dijo Bonet, que no piensa irse de Cataluña. "Puede llegar una declaración unilateral de independencia, incluso Puigdemont lo ha dicho", pero "si llega, pues funcionará el Estado de derecho".

El ministro de Economía Luis de Guindos advirtió en una entrevista con Reuters de una potencial congelación de inversiones en la rica región del noreste de España. "La incertidumbre está paralizando todos los proyectos de inversión en Cataluña. En estos momentos estoy convencido de que no hay un solo inversor extranjero ni nacional que vaya a ejecutar un proyecto de inversión nuevo en Cataluña hasta que eso se clarifique", dijo De Guindos.

Además, la Comisión Europea ha reiterado públicamente que si una región se separa de un país miembro, ese territorio inmediatamente quedará fuera de la Unión Europea.

La región de Cataluña es un centro industrial y turístico que responde por un quinto de la economía española, sede de grandes multinacionales desde Volkswagen a Nestlé y base del puerto marítimo que crece más rápido en Europa.

En la entrevista con EFE, Rajoy aseguró que la solución a la crisis era "la pronta vuelta a la legalidad y la afirmación a la mayor brevedad posible de que no va a haber una declaración unilateral de independencia, porque con eso además se evitarán males mayores".

Legisladores oficialistas aseguraron que Rajoy, que ha tomado una línea dura sobre la independencia catalana, considera la medida sin precedentes de disolver el Parlamento catalán y convocar a elecciones regionales aplicando el artículo 155 de la Constitución.

Cambio de sede.
El gobierno español aprobará hoy viernes un decreto ley que permitirá a las empresas acordar el cambio de sede sin someter esa decisión a sus juntas de accionistas, lo que aceleraría la salida de la región de Cataluña a las compañías que así lo dispongan. La decisión del banco Sabadell de dejar Cataluña y la que podría tomar hoy viernes CaixaBank, hicieron que las acciones de ambas instituciones pararan la caída en bolsa de los últimos días y ayer jueves se anotaron fuertes subidas: 4,93% para CaixaBank y 6,16% para Sabadell.
Los hoteles de Barcelona están recibiendo menos reservas de turistas. Foto: AFP

  

REACCIONES

"Dialoguen, antes de hacernos más daño".

El FC Barcelona se unió ayer jueves a las voces que piden un "proceso de diálogo" en Cataluña para solucionar la crisis institucional.

"Catalunya vive estos días uno de los momentos más trascendentales de su historia reciente", asegura el club en una declaración leída por su presidente Josep Maria Bartomeu.

"El FC Barcelona, como una de las entidades referentes del país, reclama que se abra un proceso de diálogo y negociación para encontrar soluciones políticas a la situación que vive Catalunya, desde el máximo respeto a la voluntad mayoritaria de la ciudadanía catalana para decidir su futuro", añadió.

Por ello, el club se ha adherido a la Comisión Independiente para la Mediación, el Diálogo y la Conciliación, una plataforma promovida por el colegio de abogados de Barcelona para impulsar el diálogo entre las autoridades regionales catalanas y las españolas en Madrid. "Junto a otras entidades de la sociedad civil, queremos ayudar a construir puentes de diálogo que contribuyan a resolver este conflicto de manera consensuada y pacífica", asegura Bartomeu.

"En nuestro caso, defenderemos la reivindicación de este diálogo, institucionalmente donde sea necesario, y deportivamente, compitiendo en nuestras diversas disciplinas", añade el Barcelona, que concluye su declaración con un "Visca el Barça i visca Catalunya (viva el Barça y viva Cataluña)".

La declaración del Barcelona llega después que también llamaran al diálogo su capitán Andrés Iniesta y Gerard Piqué, otra figura emblemática del equipo azulgrana. "Una cosa sí tengo clara, antes de que nos hagamos más daño: dialoguen, los responsables de todo dialoguen. Háganlo por todos nosotros. Merecemos vivir en paz", escribió el futbolista manchego de 33 años, en un breve mensaje difundido en Facebook.

Sin embargo, el gobierno de Mariano Rajoy ha insistido en que no hay nada que dialogar si el ejecutivo regional de Carles Puigdemont no renuncia a declarar unilateralmente la independencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)