vea el video

Prescriben acusaciones contra Julian Assange

La fiscalía sueca ha cerrado una parte de las acusaciones que pesaban sobre el fundador de Wikileaks, Julian Assange, por haber prescrito los cargos de acoso sexual formulados por dos ciudadanas suecas, según fuentes de ese departamento fiscal.

La parte de la acusación que queda sobreseída se refiere a los delitos de acoso sexual presuntamente cometidos en 2010, mientras que queda vigente una tercera acusación de violación, que no prescribiría previsiblemente hasta 2020.

"Julian Assange ha permanecido voluntariamente lejos de la justicia refugiándose en la embajada ecuatoriana. Ahora que el plazo de prescripción ha pasado para algunos de los cargos me veo obligada a suspender la investigación", lamentó la fiscal Marianne Ny, en un comunicado difundido por su departamento.

Assange está refugiado en la embajada de Ecuador de Londres desde junio de 2012, en que la fiscalía sueca presentó su demanda formal contra él.

La fiscalía sueca ha dejado caer esos casos, tras no haber podido presentar a tiempo una acusación formal suficientemente fundamentada para llevarla adelante, ya que no pudo interrogar a Assange.

Reacción.

Tras conocerse esta decisión de la fiscalía, Assange dijo sentirse "extremadamente decepcionado".

"No había necesidad para nada de esto. Soy inocente. Ni siquiera se habían presentado cargos. Desde el principio ofrecí soluciones simples. Ir a la embajada para prestar declaración o que me prometieran que no me iban a enviar a Estados Unidos", dijo el fundador de WikiLeaks en unas declaraciones recogidas por la agencia de noticias británica PA.

El activista teme que si Reino Unido le extradita a Suecia luego sería enviado a Estados Unidos, donde podría ser juzgado por una de las mayores filtraciones de información en la historia del país tras la publicación de los documentos militares y diplomáticos de Washington ocurrida hace cinco años.

La alternativa habría sido realizar el interrogatorio en la embajada ecuatoriana de Londres, pero para ello precisaba la autorización de las autoridades británicas, además de las de Quito, lo que hasta ahora no obtuvo.

"Las autoridades suecas rechazaron ambas propuestas", prosiguió el activista, quien está refugiado en la embajada de Ecuador de Londres desde junio de 2012, cuando la fiscalía sueca presentó su demanda contra él.

"Esto va más allá de la incompetencia. Yo soy fuerte, pero el coste que tiene esto para mi familia es inaceptable. Aunque he sido tratado indebidamente, me gustaría agradecer a mucha gente en Suecia y en el Reino Unido que hayan comprendido el mal que se me ha hecho a mí y a mi familia", agregó Assange.

Lo que sigue.

El abogado Jen Robinson, miembro del equipo legal de Assange, reiteró ayer que su cliente sigue dispuesto a colaborar con la Justicia sueca para demostrar la falsedad de las acusaciones de agresión sexual que aún pesan sobre él en el país escandinavo.

"Julian no ha evitado esta investigación como (la fiscal Marianne Nye) dice. Él se ha ofrecido continuamente a testificar y a cooperar y se ha mostrado dispuesto, incondicionalmente, a ser interrogado en la embajada", explicó Robinson.

El abogado sostuvo que la obligación de la fiscal es "hacer progresar la investigación" y, según él, "ha fracasado".

"La conducta (de la fiscal) en esta investigación debe ser seriamente cuestionada. El pasado noviembre, el Tribunal de Apelaciones de Suecia determinó que la acusación actuó indebidamente al retrasar durante cuatro años el interrogatorio de Assange", indicó Robinson.

Según abogado del fundador de Wikileaks, Assange seguirá cooperando con la Justicia.
Según abogado del fundador de Wikileaks, Assange seguirá cooperando con la Justicia.

Londres protesta ante Ecuador por asilo.


Tras conocerse la resolución de la fiscalía sueca de cerrar una parte de las acusaciones que pesaban sobre Assange, el Ministerio británico de Asuntos Exteriores anunció que el embajador del Reino Unido en Quito presentó ayer una protesta formal ante el Gobierno de Ecuador por dar asilo en su legación londinense a Julian Assange.

"Ecuador debe reconocer que su decisión de dar asilo a Assange hace más de tres años ha impedido que la justicia siguiera su curso", afirmó en un comunicado el secretario de Estado de Exteriores Hugo Swire.

El Foreign Office británico lamentó que como resultado de la protección de Ecuador "algunas de las graves acusaciones sexuales contra él expirarán".

"Es completamente inaceptable que el contribuyente británico haya tenido que pagar la factura por este abuso de las relaciones diplomáticas", añade el comunicado de prensa.

Según reveló la policía británica en junio, la vigilancia de la embajada de Ecuador en Knightsbridge, un acomodado barrio londinense, ha costado desde 2012 a las arcas públicas del Reino Unido 11,1 millones de libras (15,42 millones de euros).

"Quiero dejar claro que dado que una acusación por violación se mantiene pendiente, el Reino Unido tiene la obligación legal de extraditar a Assange a Suecia", recalcó ayer el secretario británico de Estado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)