THE NEW YORK TIMES / ANÁLISIS

Preguntas difíciles sin responder

Hemos visto ataques como este en París, pero no esperábamos que ocurriera en la puerta de nuestros hogares", dijo Thomas Coull, de 17 años, residente de Manchester.

Pero, los expertos, que señalan el alto grado de sofisticación del ataque, que puede significar que hubo participación de colaboradores, no fueron sorprendidos por la acción. "Este tipo de objetivo era absolutamente previsible, debido a que el Estado Islámico alega en su propaganda que numerosos niños murieron en los bombardeos que hacen Rusia y la coalición liderada por Estados Unidos contra el Estado Islámico (EI) en Irak y Siria", indicó Michael S. Smith, un analista de terrorismo que se especializa en el EI y escribe un libro sobre las operaciones externas del grupo. Sostuvo que los ingredientes de este ataque "tienen la intención de estimular la idea de lanzar ataques de represalia por parte de quienes apoyan al EI en Occidente".

Otros expertos, como Lee Doddrige advierten que "las alarmas están sonando ahora porque esta acción debe haber requerido mucha planificación".

Uno de los desafíos que enfrentan las autoridades es señalado por Richard Barrett, exdirector de contraterrorismo global en el MI6, el servicio de inteligencia exterior de Gran Bretaña, al explicar que las fuerzas policiales y de seguridad están trabajando al límite, porque tienen que monitorear a más de 400 personas que retornan de la yihad en Medio Oriente, a las que se suman 600 que intentaron ir a esa zona, pero fueron frenadas. "Son 1.000 personas", sin tomar en cuenta a otros simpatizantes que tienen en Gran Bretaña, indicó.

Barrett señaló a la BBC que construir una bomba no es difícil ni requiere ir a Siria para obtener los conocimientos, y exhortó a las autoridades a tener mayor relación con las comunidades musulmanas en Gran Bretaña "para entender por qué hay personas que hacen esto". Sostuvo que la información de las comunidades locales es más importante pa-ra frenar el terrorismo que las barreras que se puedan poner en el ámbito británico o los bombardeos en Siria. "Se trata de abordar a la comunidad y permitir que nos informe cómo impedir los ataques. Lo que se hace externamente es más fácil de hacer, pero no nos protege".

Ya se hacen preguntas difíciles sobre las brechas de seguridad que existen y permitieron el ataque, y qué se pudo haber hecho para impedirlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)