CORRUPCIÓN K

"Un plan para vaciar las arcas públicas"

Divulgaron la declaración completa de Leonardo Fariña, el arrepentido de la ruta del dinero K.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Kerry Consultants es una propiedad que adquirió en el país. Foto: La Nación / GDA.

La explosiva declaración del ahora arrepentido Leonardo Fariña, que le permitió al juez Sebastián Casanello avanzar en la investigación de la ruta del dinero K, había permanecido bajo secreto de sumario hasta ayer. Según el expediente, en su declaratoria el "valijero" denunció "un plan sistémico cuyo objeto fue el vaciamiento de las arcas públicas mediante la obra pública".

Fariña, conocido como "el valijero" del dinero sucio, contó que desde que empezó a trabajar en Austral Construcciones —la empresa fundada por Báez apenas asumió Néstor Kirchner la presidencia en 2003 y la mayor adjudicataria de la obra pública— empezó a entender cómo funcionaba este "mundo". "Puedo asegurar que esto se transformó en la caja primordial de lo que sería el gobierno que inició Néstor Kirch-ner", le dijo Fariña al juez federal Sebastián Casanello el 8 de abril pasado.

Describió entonces "un sistema que genera como rédito dinero en efectivo pero que consta de cinco pasos". Y enumeró: "En primer lugar, sobreprecio en la obra pública; dos, adelanto financiero de obra; tres, facturación apócrifa; cuatro, cohecho y cinco, lavado de activos".

Al referirse a la relación de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner con Lázaro Báez, reveló: "Los primeros movimientos de dinero al exterior, se hicieron posteriores y muy cercanos a la muerte de Néstor Kirchner (en octubre de 2010). Porque ella (Cristina Kirchner) junto con su hijo (Máximo), fueron golpeando a los empresarios más emblemáticos amigos del marido, reclamando lo que teóricamente era de él, y ahí es donde viene el cortocircuito entre Lázaro Báez y Cristina Kirchner", puntualizó.

Y agregó: "Lázaro decía textualmente: Néstor era mi amigo desde siempre. Ella no. Esto lo hice con mi amigo y queda acá, refiriéndose a su emporio".

El Entrevero.

En su declaración, Fariña manifiesta interés de contar cómo fue toda la operatoria de la compra del campo El Entrevero, un predio de 150 hectáreas ubicado entre José Ignacio y La Barra. "El precio pactado fue 16,5 millones de dólares", señaló.

La operación "la trajo Maximiliano Goff Dávila junto con Julio De Marco. La inmobiliaria participante fue Walter Perazo Inmobiliaria y el escribano interviniente Adolfo Pittaluga Shaw. El titular de ese campo era Walter Kobilansky", señaló.

El juez le pregunta quién tuvo el interés de adquirirlo, a lo que Fariña contestó: "Lázaro Báez". "Goff Dávila me comenta el negocio, yo se lo comento a Báez, que me dice que sí", relató.

Luego, agregó Fariña, Maximiliano Acosta, un socio amigo suyo, "llevó la seña por ruta" desde Argentina a Montevideo, a la oficina del escribano Pittaluga. Lo hizo en un auto Mercedes C63 blanco.

"La seña fue firmada por Antonio De Marco, no recuerdo si eran 400 o 500 mil dólares en efectivo para el escribano", puntualizó.

En ese momento, se concretó la compra de una empresa. "Se llamaba Traline S.A., que también era una sociedad de acciones al portador, que tenía como presidente a Acosta", puntualizó Fariña.

"La idea original era que el campo termine estando a nombre del fondo ofrecido por el Banco Lombard Odier", puntualizó. Este banco ha tenido un rol en escándalos como el de Petrobras en Brasil. "Había una idea de llevar a Austral Construcciones, desembarcar en Uruguay y hacer el desarrollo inmobiliario de ese campo", señaló.

La operatoria la siguió Federico Elaskar, otro implicado en el entramado "Cinco de esos 16 y medio millones de dólares se encargó de mandarlos Elaskar sin tener conocimiento que ese campo era para Báez", indicó.

"Esos cinco millones fueron con coordenadas a la cuenta de Panamá de Kobilansky (...) Se hicieron dos letras de cambio del Banco Santander Río Uruguay en favor de Adolfo Pittaluga Shaw, se transfirieron dos millones de dólares más vía financiera a la cuenta de Walter Kobilansky y los últimos tres millones de dólares se encargó de pagarlos Pérez Gadín", dijo.

Cuando se compra Traline, vienen a Uruguay Daniel Pérez Gadín, contador de Lázaro Báez, hoy procesado con prisión, y Jorge Chueco, abogado del empresario. "Viajan en avión a Montevideo, y se encuentran con el escribano Pittaluga", agregó Fariña.

"Lo que tengo constancia es que de Traline se transfiere una sociedad que se llama Jumey, y de Jumey termina en cabeza de Pérez Gadín", narró.

Luego, denuncian "un faltante de cinco millones de dólares". Esto se lo manifiestan Gadín y Chueco: "Yo les digo que no me hago responsable de eso y me dicen que vaya viendo cómo me hacía cargo del faltante", puntualizó.

Chueco bajo revisión médica.

Jorge Chueco, el abogado de Lázaro Báez que fue detenido ayer en Paraguay tras una semana de fuga, fue trasladado ayer de mañana al juzgado argentino de Posadas. El letrado ya se encuentra en Capital Federal y está a disposición del juez federal Sebastián Casanello. Está detenido en un calabozo del edificio Centinela, de Gendarmería. El juez Casanello ordenó hoy que Chueco sea sometido a exámenes médicos. Se espera que el magistrado le tome declaración en estas horas.

Investigan al presidente del Banco Central.

Un fiscal de Argentina solicitó ayer a la Justicia que se impulse la investigación de una denuncia presentada por diputados kirchneristas contra el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, por la ejecución de contratos de venta de futuros de dólar, según informaron fuentes judiciales.

La solicitud fue realizada por el fiscal federal Jorge Di Lello, a cargo de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal 1, quien también pide impulsar la investigación al juez federal Claudio Bonadio, también acusado por los denunciantes.

El pasado día 13, diputados del kirch-nerista Frente para la Victoria denunciaron a Sturzenegger y a Bonadio, quien investiga presuntas irregularidades en los contratos de futuros de dólar celebrados el año pasado por el Banco Central, en el último tramo del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Los diputados kirchneristas solicitaron que se investigue una posible "administración infiel en perjuicio de la administración pública, al haberse modificado las condiciones en que fueron celebrados los contratos denominados de dólares a futuro en perjuicio de los intereses estatales y en favor de particulares". EFE

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)