líderes de Alemania y Francia acercan posturas tras reunión en moscú

Un plan de paz para Ucrania

Negociaciones "constructivas" y "sustanciales" entre Angela Merkel, François Hollande y Vladimir Putin llevaron a lograr en las primeras horas de hoy un acuerdo para la "preparación" de un futuro plan de paz que integre proposiciones franco-alemanas y de los presidentes ruso y ucraniano, indicó el portavoz del Kremlin.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Zonas enteras del este ucraniano han quedado devastadas por el conflicto. Foto: Reuters

Luego de cerca de cinco horas de negociaciones en el Kremlin, el portavoz de Vladimir Putin, Dmitri Peskov, anunció que el presidente francés y la canciller alemana salieron del Kremlin y regresaban a sus países.

Una entrevista telefónica entre los presidentes ruso, francés, ucraniano y la canciller alemana está prevista el domingo para discutir sobre un proyecto de plan de paz tendiente a poner fin a diez meses de guerra.

"Las negociaciones fueron constructivas y sustanciales", declaró a los periodistas el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

"Teniendo en cuenta proposiciones formuladas por el presidente francés y la canciller alemana, el trabajo tendiente a preparar el texto de un posible plan común sobre la aplicación de los acuerdos de Minsk (sobre el cese del fuego en Ucrania) está en curso", indicó Peskov.

Este documento incluirá "proposiciones hechas por el presidente ucraniano y las agregadas hoy por el presidente Putin", precisó. Por ahora, "las negociaciones terminaron", añadió.

Un "balance preliminar" del trabajo tendiente a elaborar un documento sobre la solución del conflicto en el este de Ucrania, "se hará el domingo por medio de una entrevista telefónica en el formato denominado de Normandía (Rusia, Francia, Alemania, Ucrania) al más alto nivel", declaró Peskov.

Complicado.

Difícil "leer" un encuentro a puerta cerrada de más de cinco horas, seguido de una cena, del que no trascendió nada, sin miembros de las delegacio- nes e interrumpido solo tras una hora y media para la ritual foto de grupo.

Pero el hecho de que Merkel haya decidido volar a Moscú por primera vez desde el inicio del conflicto fue interpretado por analistas y fuentes rusas como una "señal positiva".

Antes de partir, sin embargo, Merkel y Hollande manifestaron prudencia y escepticismo sobre la posibilidad de convencer al mandatario ruso de aceptar un plan del que no se conocen aún los detalles pero que, según indiscreciones de prensa y algunas indicaciones de la misma Merkel, tiene toda la pinta de ser una revival de los acuerdos de Minsk, repetidamente violados por ambas partes. Esto es, un cese de las hostilidades, intercambio de prisioneros, larga autonomía, retiro de las formaciones ilegítimas armadas y de los medios militares, control de fronteras.

Quien mantuvo alta la tensión con Moscú fue el vicepresidente estadounidense Joe Biden, el que durante su visita a Bruselas atacó al líder ruso, acusándole de querer una escalada militar con el envío de mercenarios y tanques.

Putin pide "nuevos planes de paz mientras sus tropas marchan por los campos ucranios: ignora todo acuerdo que firmó en el pasado", dijo Biden. "No le permitiremos redibujar el mapa de Europa, nosotros y la Unión Europea debemos estar firmemente unidos en apoyo de Ucrania que está luchando por la supervivencia", remarcó.

En tanto, una señal de esperanza llegó del pasillo humanitario concordado ayer entre Kiev y los rebeldes para evacuar a los civiles, con una tregua prorrogada hasta mañana como telón de fondo, incluso si parece interrumpida de vez en cuando por disparos y bombardeos. Mil civiles fueron evacuados con más de 20 autobuses de Debaltsevo, Avdiivka y Svitlodar.

Un millón.

La evacuación de la población civil de la zona de Debaltsevo, nueva "área caliente" del conflicto en el sudeste ucraniano, concluyó ayer tras un acuerdo entre Kiev y los rebeldes prorrusos para realizar un corredor humanitario.

El marco es una tregua acordada prorrogada hasta mañana, aunque parece interrumpida por disparos y bombardeos. Más de 2.800 civiles, entre ellos 700 niños y unos 60 discapacitados, fueron evacuados en más de 20 buses desde Debaltsevo, Avdiivka y Svitlodar, según el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (Acnur). Quienes decidieron dejar sus casas fueron trasladados más al norte de Donetsk, a localidades controladas por Kiev como Sloviansk, Sviatogorsk, Kramatorsk y Grodovka, pero también a la vecina región de Kharviv.

En Debaltsevo, estratégico nodo ferroviario entre Donetsk y Lugansk, había 25.000 habitantes, pero la mayor parte ya había huido: solo quedaban unos 7.000.

Roza casi el millón el número de desplazados internos que escaparon de los combates entre fuerzas gubernamentales e insurgentes en la región de Donetsk, en Ucrania oriental, y registrados dentro del país. Actualmente el ministerio de Políticas Sociales de Ucrania refiere sobre 980.000 desplazados internos, cifra que debería aumentar dado que aún están en curso las operaciones de registro de otras personas que acaban de huir, dijo ayer el Acnur.

Además —precisó un comunicado publicado en Ginebra— en un año, a partir de febrero de 2014, unos 600.000 ucranianos pidieron asilo u otras formas de estadía legal en los países fronterizos, en particular en Rusia.

La otan apoya plan de paz

La OTAN "apoya completamente" la iniciativa de paz para Ucrania propuesta por Alemania y Francia, afirmó este viernes el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg. "La situación es muy grave, es crítica", afirmó Stoltenberg en la Conferencia de Seguridad de Múnich. "Apoyo completamente los nuevos intentos (...) por hallar una solución política" a la guerra que causó más de 5.300 muertos.

Darle armas a kiev es "echar nafta al fuego"

La ministra de Defensa alemana advirtió ayer que entregar armas a Ucrania para luchar contra los rebeldes prorrusos podría "echar gasolina al fuego", agudizando el conflicto y alejando la posibilidad de una solución. "Centrarse en el tema de las armas podría echar gasolina al fuego y alejar una deseable solución", advirtió Ursula von der Leyen al comienzo de la Conferencia Internacional de Seguridad en Múnich.

Para la funcionaria, en Ucrania "ya hay suficientes armas", afirmó. Von der Leyen se interrogó sobre si Ucrania podría realmente ganar el conflicto y si la entrega de armas no podría ser tomada por Rusia como una excusa para entrar de forma abierta al conflicto. Para buscar una solución pacífica, von der Leyen estimó que "debe ser posible encontrar una conjunción de intereses" entre la integridad territorial de Ucrania y la autonomía de los territorios.

Obama habla de "paciencia estratégica"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, cree que su país debe resistir la tentación de "excederse" en su política exterior y actuar con "paciencia estratégica" para enfrentar los complejos problemas internacionales. En la introducción de la nueva Estrategia de Seguridad Nacional, divulgada ayer, Obama argumentó a favor de una política exterior más deliberativa, cautelosa y restringida. "Los desafíos que enfrentamos requieren de una paciencia y persistencia estratégica", dijo.

El mandatario enfrenta pedidos para que su país utilice sus vastos recursos militares y económicos para intervenir decisivamente en los conflictos en Siria y Ucrania. La nueva Estrategia, sin embargo, deja en claro que su administración no tomará medidas apresuradas si el resultado o el impacto no son predecibles. "Nos hemos alejado del extenuante modelo de lucha a gran escala utilizado en guerras como Irak y Afganistán en las cuales Estados Unidos debió soportar una inmensa carga", cita el documento.

En cuanto a América Latina, el documento de 43 páginas alerta que los avances conseguidos por la región en la última década en reducción de la pobreza están bajo amenaza por la existencia de instituciones frágiles, entre otros factores. El texto recordó que en el continente "el número de personas en la clase media superó al de personas viviendo en la pobreza por primera vez en su historia, y el hemisferio tiene una creciente importancia en el abastecimiento global de energía". No obstante, esos logros peligran por la acción de instituciones oficiales "débiles", elevados niveles de violencia, el narcotráfico, el crimen organizado, desigualdad económica, e ineficientes sistemas de educación y salud.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)