Van surgiendo detalles de la trama por detrás de los ataques coordinados 

La pista que llevó a Saint Denis

El principal sospechoso de planear los ataques en París fue visto por la Policía mientras era conducido hacia un edificio por la mujer que en un primer momento se creyó que se había inmolado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los recordatorios para las víctimas fueron a lo largo de toda Francia.

La Policía había estando pinchando el teléfono de Hasna Aiboulahcen como parte de una investigación sobre drogas y logró rastrearla hasta el suburbio parisino de Saint Denis.

Los agentes observaron a la mujer de 26 años llevar a Abdelhamid Abaaoud, el supuesto cerebro de los ataques con armas y bombas del 13 de noviembre que dejaron 130 muertos, hacia el edificio en el que ambos murieron el miércoles por la mañana.

La mujer que murió en el asalto a la casa podría ser la prima de Abaaoud.

Cherchez la Femme.

Cuando funcionarios marroquíes informaron que Abaaoud estaba en Francia, la Policía francesa se enfocó en Aiboulahcen, quien tenía vínculos con él y cuyo rastro ya era seguido. Más temprano, una fuente policial dijo que Abaaoud había sido identificado en imágenes de un circuito cerrado de televisión captadas en una estación de metro al mismo tiempo que la masacre se desarrollaba en el centro de París.

El sospechoso fue visto en la estación Croix de Chavaux en Montreuil, no muy lejos de donde fue hallado uno de los autos usados en los ataques, dijo una de las fuentes policiales. En respuesta a los ataques, la Policía realizó redadas en toda Francia por quinta noche. Un proyecto de ley para ampliar el estado de emergencia hasta febrero y dar nuevos poderes a la Policía ingresó ayer en el Parlamento.

Hasta el momento, la Policía ha registrado 793 sitios, detenido 90 personas para ser interrogadas, puesto a 164 bajo arresto domiciliario y recuperado 174 armas, entre ellas rifles de asalto y de otro tipo, informó el Ministerio del Interior.

La prima.

La Policía francesa confirmó recién ayer que la terrorista Hasna Aitboulahcen, prima del "cerebro" de los atentados en París, no murió a lo kamikaze, en línea con lo que había adelantado poco antes la prensa.

El que se hizo estallar en la morada escondite de los radicales musulmanes en Saint Denis en París, en la investigación realizada por la Policía parisina el miércoles pasado, fue un tercer hombre, indicaron voceros policiales.

Hasna murió por efecto de esa explosión provocada por este hombre aún no identificado y cuyo restos fueron encontrado ayer entre los escombros del lugar.

No es de ella el cuerpo que se hizo explotar, encontrado el jueves por la noche en el apartamento, más bien parece ser el de un hombre, había adelantado poco antes la cadena I-Telé.

La versión de que no se trata de una yihadista suicida fue dada a conocer por el periodista de la cadena televisiva Jean-Michel Decugis.

"Es el tercer terrorista (varón) el que se inmoló con un cinturón de explosivos y en la onda de la explosión mató a la mujer", comentó el reportero francés.

Según confirmó el fiscal de París, esa noche, en los escombros del escondite de los yihadistas, asaltado por las fuerzas especiales, en rue (calle) du Corbillon, en el centro histórico de Saint-Denis, se encontraron los restos del cuerpo de un tercer hombre aún no identificado. Ese sería quien se autoinmoló al verse cercado.

Los otros dos yihadistas muertos en esa operación ya fueron identificados y se trata de Abdelhamid Abaaoud, el "cerebro" ideólogo de los ataques en París, y Hasna, de 25 años de edad.

Hija de inmigrantes marroquíes que llegaron a Francia a principios del 1970, Hasna Aitboulahcen nació en Clichy el 12 de agosto 1989 y a los 16 años se trasladó a Creutzwald, ciudad francesa en la frontera con Alemania.

De acuerdo con el alcalde de Creutzwald, Jean-Luc Wozniak, la chica tenía una hermana y dos hermanos, y volvía usualmente a la ciudad para visitar a su padre.

En su página de Facebook, Aitboulahcen afirma haber asistido a la Universidad Pual Verlaine de Metz, pero ese centro de estudios lo ha negado.

En tanto, las autoridades en Bélgica acusaron ayer a un tercer detenido de participación en un atentado terrorista y en una organización terrorista, en relación a los ataques del pasado viernes en París, informó la Fiscalía federal en un comunicado. "En el caso abierto tras los atentados terroristas de París el pasado viernes, la persona que fue detenida ayer ha sido acusada por el juez de instrucción por participación en atentados terroristas y participación en actividades de una organización terrorista y está bajo mandato de arresto", señaló la Fiscalía. De esta manera son actualmente tres los acusados en Bélgica de haber participado en los atentados hace una semana en la capital gala.

El lunes pasado ya fueron acusados otros dos presuntos terroristas, identificados como Hamza Attouh y Mohamed Amri, de 20 y 27 años respectivamente.

"La droga de los yihadistas".

Las autoridades turcas decomisaron cerca de la frontera con Siriauna cantidad récord de casi 11 millones de píldoras del estimulante sintético Captagón, conocido como la "droga de los yihadistas", informó la prensa local.

La policía antinarcóticos confiscó 10,9 millones de pastillas, de un peso total de dos toneladas, en dos operaciones diferentes en la región de Hatay, en la frontera con Siria, indican la agencia oficial Anatolia y el diario Hurriyet, citando al Ministerio del Interior. Captagón, basado en la anfetamina fenetilina, un estimulante sintético, es una droga muy popular en Oriente Medio y se produce en Siria. Se considera que esta droga es utilizada por algunos de los contendientes en la guerra civil de Siria, ya que mantiene despiertos a los combatientes y les suministra una energía suplementaria. [AFP]

El prófugo huye de la policía y del EI.

Sigue en fuga Salah Abdeslam, el terrorista más buscado no solo por la Policía sino también, según parece, por los secuaces del Estado Islámico, furiosos porque no se inmoló en los atentados del viernes en París. Salah, uno de los miembros del comando que perpetró la matanza en las terrazas y restaurantes de la capital francesa, habría sido avistado en las calles de Anderlecht, un barrio a las afueras de Bruselas, a bordo de un Citroën Xsara.

Tras la alarma, todos los policías en servicio recibieron la orden de permanecer operativos mientras la Universidad ULB, donde los estudiantes celebraban una fiesta, fue evacuada, confirmando el nivel de alarma reinante. Para camuflarse, el terrorista ahora usaría lentes y peluca, así como otro nombre, Yassin Baghli, según una foto difundida por la Policía francesa a las fuerzas del orden de otros países europeos.

El sitio Lacapitale.be, por su parte, recogió el testimonio anónimo de un amigo de Salah que le habría confiado en los últimos días que el terrorista estaba en el barrio belga de Molenbeek. "Me dijo que estaba sobrepasado por los acontecimientos, pero que no podía rendirse", como le ha pedido su hermano, Mohamed, en una entrevista televisiva. "Eso tendría consecuencias para su familia", añadió el amigo anónimo, explicando que Salah temía la represalia del Estado Islámico.

A una semana exacta de la matanza de París aumentó en tanto el número de víctimas mortales de 129 a 130, mientras entre los escombros del escondite de los terroristas en Saint-Denis, asaltado el miércoles por las fuerzas especiales francesas, la Policía Científica encontró restos de un tercer cadáver, probablemente un hombre, además de los ya identificados: el del cerebro de los ataques, Abaaoud, y el de su prima, Hasna Ait Boulhacen.

Del comando formaban parte Brahim Abdeslam, el kamikaze que se hizo estallar ante el restaurante Comptorir Voltarie, y su hermano Salah, aún fugitivo. Esa noche Salah llamó a dos amigos de Bruselas para que le fuesen a recoger a París. Una vez de vuelta a Bélgica, hizo perder su pista. ANSA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)