MARIANO RAJOY

"No vamos a permitir que Cataluña se independice"

El presidente del gobierno español concedió ayer jueves una extensa entrevista a la agencia EFE en el Palacio de la Moncloa en Madrid.

"La unidad de España no es objeto de ninguna negociación". Foto: EFE
"La unidad de España no es objeto de ninguna negociación". Foto: EFE

Rajoy fue tajante: bajo ninguna circunstancia se acepará la independencia de Cataluña, dijo que no hay diálogo posible si los secesionistas mantienen su posición de apartarse del marco legal y constitucional, y advirtió que cuanto más dure la crisis solo se puede esperar efectos negativos en el campo económico. Además, Rajoy defendió el discurso del rey Felipe VI y la actuación de las fuerzas de seguridad durante el referéndum del pasado 1° de octubre. Lo que sigue es un resumen de la entrevista al presidente español.

—¿Atisba alguna posibilidad de solución para esta crisis?

—Sí, pero la mejor solución, y creo que eso lo compartimos todos, es la vuelta a la legalidad. Eso pasa por suprimir el proyecto de hacer una declaración unilateral de independencia y por cumplir, como hacen todos los ciudadanos, los preceptos legales. Eso es lo que puede evitar que se produzcan males mayores en el futuro.

—Yo siempre me he manifestado partidario del diálogo. Ahora, del diálogo para incumplir la ley o liquidar la unidad nacional no soy partidario

Aumentan los pedidos de dimisión para Mariano Rajoy. Foto: Efe.
Mariano RajoyPresidente del gobierno de España

—Pablo Iglesias (líder de Podemos) le llamó y le transmitió su voluntad de mediar entre el Gobierno y la Generalitat. ¿Esa puede ser una vía?

—Mire, este no es un problema de mediación, es un problema de cumplir la ley. Y lo que tienen que hacer quienes no la están cumpliendo pues es cumplirla. La unidad de España no es objeto de ninguna mediación ni de ninguna negociación.

—Se le acusa de ser una persona que no quiere dialogar sobre este asunto. Si se produjese esa vuelta a la legalidad, ¿estaría dispuesto a reunirse con el presidente catalán Carles Puigdemont?

—Yo siempre me he manifestado partidario del diálogo. Ahora, del diálogo para incumplir la ley o liquidar la unidad nacional no soy partidario. Sobre eso no hay nada que hablar ni tenemos nada que negociar.

—Puigdemont dijo que el rey Felipe VI ha decepcionado a muchos catalanes. ¿Qué opina de las críticas que se han hecho al Rey por no mencionar la palabra diálogo?

—El Rey ha tenido una intervención magnífica. Y ha hecho lo que se espera de un jefe del Estado. Lo que ha pedido sustancialmente es lo que está pidiendo la inmensa mayoría de la sociedad española, que todos, empezando por los gobernantes, cumplamos la ley. ¿No hablar de diálogo? Si es que eso va de suyo, el diálogo es algo que se practica todos los días en el Parlamento, que se practica todos los días en los regímenes democráticos. Lo que no puede ser es un diálogo bajo amenaza de un chantaje y mucho menos, cuando estamos hablando de la unidad nacional.

—Desde algunos sectores se le acusa de actuar a remolque de los independentistas y de que no tome la iniciativa. ¿Tiene previsto el Gobierno actuar para evitar una declaración unilateral de independencia o va a esperar a que la Generalitat la declare para luego actuar?

—Yo le voy a decir una cosa. No vamos a permitir de ninguna de las maneras que se produzca la independencia de Cataluña. Y ya le puedo decir que eso no se va a producir. Tenga la total y absoluta seguridad. A partir de ahí, lo que haya que hacer, cuándo y cómo tengamos que hacer, es algo sobre lo que mucha gente opina, la mayoría con buena intención. Opinan de forma diferente, unos creen que hay que tomar una decisión, otros piensan que hay que tomar otra, otros que hay que tomarla antes del pleno del lunes en el Parlamento, otros después, en fin, hay opiniones para todos los gustos.

—¿Y cree el Gobierno que alguna solución puede ser mejor que aplicar el artículo 155? (artículo de la Constitución que permite al Gobierno central actuar cuando un autonómico incumple la ley)

—Absolutamente, la mejor es la vuelta a la legalidad y que quienes han pasado por encima de ella se sitúen donde se sitúan todas las personas normales en las democracias avanzadas y civilizadas. Que digan que no hay declaración unilateral de independencia e, insisto, que lo hagan a la mayor celeridad posible.

—Perdone por la insistencia, pero ¿está dispuesto a aplicar el 155? Y si se hace después de la declaración de independencia, ¿llegaríamos tarde?

—Tarde no vamos a llegar a ninguna parte, porque no se va a producir la independencia de Cataluña. No lo vamos a permitir. A partir de ahí, insisto, hay muchas opiniones.

—Se ha acusado a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de haberse empleado con excesiva dureza el pasado domingo, pero esas mismas fuerzas están siendo acosadas para que abandonen los lugares en que están residiendo. ¿Reconoce algún error en la actuación del Estado el pasado domingo? ¿Tendrán que abandonar las FSE los lugares en los que están en Cataluña?

—Yo ya he dado orden de que no abandonen ningún hotel. Se irán cuando se tengan que ir, porque el dispositivo estaba previsto para unos días en algunos casos, en otros un poco más de tiempo, pero no se va ir nadie. La actuación de la Policía y la Guardia Civil el 1° de octubre fue ejemplar.

—A la preocupación por la situación política en Cataluña se une estos días la preocupación por las consecuencias que pueda tener en el ámbito económico. Hemos visto una caída muy fuerte en las Bolsas, la prima de riesgo que está subiendo de forma un poco preocupante y también ese pánico que hay ante la posibilidad de que pueda haber algún problema con relación a los bancos catalanes. ¿Teme usted que la recuperación económica con motivo de la crisis catalana se puede ir al traste?

—Con absoluta franqueza, una situación de inestabilidad como esta es muy mala para la economía de un país. Eso lo entiende cualquiera. Es decir, nada peor para la economía que la inestabilidad política. Una situación de estas características es peor que la inestabilidad política. Y ya hay algunos datos que, efectivamente, a mí no me gustan y que son muy negativos. Y, efectivamente, ya ha habido empresas que han decidido cambiar su domicilio social. Pero, claro, cuando, en un país, unos gobernantes deciden saltarse la legalidad, pues, a partir de ahí, las cosas necesariamente van a peor. Es imposible que no pase nada, y mucho menos que vayan a mejor. Por eso, cuanto más tiempo se tarde en decir "acabamos con esta situación y nos sometemos a la ley", como ocurre en todas las democracias europeas, peor será para todos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)