PROMESA FILIPINA

Pena de muerte y matar en asaltos

El presidente electo de Filipinas, Rodrigo Duterte, prometió ayer restablecer la pena de muerte y ordenar a las fuerzas de seguridad que disparen a matar en su lucha contra el crimen.

"Pediré al Congreso que restablezca la pena de muerte por ahorcamiento", dijo Duterte en conferencia de prensa en Davao, la ciudad sureña de la que es alcalde, y afirmó que dará órdenes a las fuerzas de seguridad para que disparen a matar en asaltos contra el crimen organizado o contra quienes se resistan violentamente al arresto.

"Si hay alguien que se resista, o muestre una actitud violenta de resistencia, mi orden a la policía (será) disparar a matar. Disparar a matar al crimen organizado. ¿Escuchan esto? Disparar a matar contra todo crimen organizado" insistió.

Agregó que militares expertos en disparar serán reclutados en esta campaña para matar a criminales.

Duterte, de 71 años, dijo que necesita que la pena capital —abolida en 2006 durante la presidencia de Gloria Arroyo— se vuelva a aplicar contra una variedad de crímenes, en especial drogas, aunque también violación, asesinato y robo.

Acusado de haber creado escuadrones de la muerte que han causado 1.000 muertos, prometió erradicar la criminalidad en 6 meses. Dijo que 100.000 personas van a a morir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)