Histórico encuentro

Patriarca ruso llegó a Cuba para ver al Papa

El líder de la Iglesia ortodoxa rusa arribó ayer a Cuba, para la reunión de hoy en La Habana con el Papa Francisco en la que se espera que aborden las profundas diferencias de más de 1.000 años entre la rama occidental y oriental del cristianismo.

El presidente cubano, Raúl Castro, un aliado de Rusia que recibió a Francisco hace cinco meses, gestionó la reunión, la primera en la historia entre un Papa y un patriarca ortodoxo ruso. Castro recibió en el aeropuerto de La Habana al patriarca Kirill, quien lució una larga barba blanca, un sombrero en forma de cúpula y una vestimenta blanca y negra. "He llegado aquí para una visita de amistad. Estos sentimientos buenos entre los dos pueblos se conservan", dijo Kirill a periodistas.

Castro, de 84 años, dialogará en privado con el patriarca Kirill el viernes poco antes de la llegada de Francisco a la isla, una escala en su viaje a México. El Papa y el Vaticano ayudaron de manera significativa, a través de conversaciones secretas que duraron meses, al acercamiento entre Cuba y Estados Unidos tras más de cinco décadas de enemistad ideológica.

Ahora, Francisco intentará reparar una diferencia mucho más profunda. La Ortodoxia Oriental se separó de Roma en el Gran Cisma de 1054. La Iglesia rusa cuenta hoy con unos 165 millones de los 250 millones de cristianos ortodoxos del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)