VIDEO

Una patota irrumpió en un diario argentino y destrozó la redacción

Fue imputado el presunto comprador del medio, quien dio la orden a 20 personas de que tomaran el edificio. Tras negociaciones, los trabajadores pudieron volver a entrar, mientras que los agresores se fueron escoltados por la Policía.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Así quedaron las instalaciones del medio Tiempo Argentino. Foto: @anrecupero / Twitter.

Durante la madrugada del lunes, un grupo de aproximadamente 20 personas ingresó a la redacción del diario Tiempo Argentino, y luego de echar a quienes se encontraban dentro del edificio, destrozó pertenencias de los trabajadores y registros de la cooperativa en el sector de Recursos Humanos.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

Tras un intento de escape, los violentos negociaron con la Policía y algunos dirigentes de la cooperativa para poder salir, mientras los trabajadores reingresaban a la redacción. A las 9 de la mañana brindarán una conferencia de prensa para explicar la situación.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

Uno de los agresores se presentó como el empresario Mariano Martínez Rojas, quien sería el supuesto comprador del diario y de la Radio América. Según pudo saber La Nación, el comisario le dijo a los integrantes de la cooperativa que Martínez Rojas presentó un contrato de alquiler vigente del edificio, aunque creen que es apócrifo.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

Según explicó Javier Borelli, presidente de la cooperativa, durante la madrugada, un grupo de personas entró y cerró la puerta para evitar el ingreso de los trabajadores del diario, que con el paso de los minutos se acercaron al edifico de la calle Amenábar 23 para resolver la situación. La denuncia fue realizada a la Comisaría 31, en Cabildo 232, pero la el comisario Aparicio dijo que necesitaban una orden para poder entrar al edificio, aunque finalmente lograron entrar.

Borelli explicó que la policía habló con las personas que ingresaron, quienes les mostraron un contrato de alquiler. "Dicen ser los dueños del inmueble pero ese contrato fue rescindido. Estoy en la comisaría con las pruebas necesarias para mostrar que es así", indicó.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

El dirigente explicó la situación actual del edificio. "El ministerio de Trabajo nos puso bajo la custodia de los bienes y las herramientas del diario, por eso estamos trabajando ahí", sostuvo.

"Es el único activo que le queda a Sergio Szpolski (uno de los expropietarios del medio), que hizo el pedido de desalojo y se está esperando la resolución de la Justicia. Poder vender eso es la única manera que tendría para pagarnos los sueldos de siete meses que nos debe", agregó.

Si no puede ver la publicación, haga click aquí.

El conflicto en Tiempo Argentino viene desde fines de 2015, luego del conflicto con los empresarios Sergio Szpolski, ex candidato a intendente del partido Frente para la Victoria, y Matías Garfunkel, quienes dejaron de pagar los sueldos en diciembre, por lo cual los trabajadores decidieron armar una cooperativa y relanzar el matutino.

Imputan al presunto comprador

El empresario Mariano Martínez Rojas fue imputado por los delitos de usurpación y daños, tras los destrozos ocurridos en el edificio donde funcionan el diario Tiempo Argentino y Radio América.

Así lo informaron a La Nación fuentes judiciales. La decisión fue tomada por la fiscal Verónica Andrade, a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N° 6 de la ciudad de Buenos Aires.

Junto con Martínez Rojas, fueron imputados otros diez sospechosos, que serían los integrantes de la "patota" que protagonizó el destrozo. Las once personas serán indagadas el miércoles.

"El grupo de personas comandado por Martínez Rojas obligó por la fuerza a retirarse del lugar a las personas de seguridad del diario. Los dos agentes de seguridad de Tiempo Argentino fueron a la comisaría 31ª de la Policía Federal de la ciudad de Buenos Aires a realizar la denuncia de lo que había sucedido", agregaron las voceros consultados.

"A las 3 de la mañana, cuando algunos periodistas de Tiempo Argentino comenzaron a llegar al diario, se encontraron con Martínez Rojas y su grupo. Allí se produjo un altercado. La fiscal Andrade ordenó a la policía a que desalojaran del diario a Martínez Rojas y a su grupo", explicaron fuentes judiciales..

El delito de usurpación tiene previsto en el Código Penal argentino una pena de prisión de seis meses a tres años. Para el delito de daños, el castigo es de 15 días a un año de cárcel para el "que destruyere, inutilizare, hiciere desaparecer o de cualquier modo dañare una cosa mueble o inmueble o un animal, total o parcialmente ajeno".

Según informaron fuentes del Ministerio Público Fiscal porteño, "Andrade les aseguró a los periodistas del diario que podían continuar con su actividad y les colocó seguridad policial. También le solicitó al canal C5N (el único que cubrió el incidente) las imágenes de los daños que produjo el grupo de Martínez Rojas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)