ARGENTINA

Con pastillas, vino y un balcón, el abogado de Báez intentó suicidarse

La fiscal que intervino en la causa contó detalles sobre lo hecho por Jorge Chueco en un hotel de Encarnación; había pedido una habitación en el piso más alto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jorge Chueco, trasladado por la Policía. Foto: La Nación.

Jorge Chueco, el abogado vinculado al empresario kirchnerista Lázaro Báez que estuvo prófugo durante cinco días y fue capturado el martes por la Policía paraguaya, intentó suicidarse minutos antes de ser detenido.

Así lo informó Liliana Galeano, la fiscal que intervino en la causa por la detención de Chueco. La mujer, que revisó la habitación donde se hospedó el abogado, contó que allí encontró "una botella de vino" y "un blister de clonazepam sin ninguna pastilla". Además, explicó que el hombre pidió dormir en "el piso más alto" del hotel y que un conserje advirtió que pretendía saltar al vacío.

En diálogo con una emisora argentina, Galeano, agente de la fiscalía 8 de Encarnación, sostuvo que Chueco llegó al lujoso hotel, ubicado en el centro de la cuidad, se registró con un nombre falso y no pagó la habitación. "Llegó a altas horas de la madrugada, entonces lo dejaron que ingrese y al otro día le iban a cobrar. No le cobraron porque pensaron que iba a pagar con tarjeta de crédito", explicó la funcionaria.

Galeano contó que, al llegar al hotel, Chueco solicitó una habitación en el piso más alto posible. "El hotel tiene departamentos en una torre y aparte el hotel propiamente dicho. Chueco pensó que los departamentos, que son bastante altos, formaban parte del hotel y pidió el departamento más alto. El más alto del hotel es en el tercer piso"

Desde ese tercer piso, en horas de la tarde, el abogado habría intentado saltar al vacío. "Realmente el que le salvó la vida es el conserje, que justo estaba mirando el sistema de cámaras de seguridad y vio que (Chueco) se iba caminando como mareado. Lo siguió con la cámara y vio que se estaba inclinando como para tirarse. Entonces pidió ayuda a los otros conserjes y fueron a socorrerlo", relató.

Luego de rescatarlo, los empleados del hotel lo llevaron a la calle y allí llamaron a la Policía Nacional de Paraguay, que tiempo más tarde constató que se trataba del abogado vinculado a la ruta del dinero K que estaba prófugo.

Una vez detenido, la fiscal revisó la habitación donde se habia hospedado Chueco. "Había consumido una botella de vino, gaseosas y había un blister de clonazepam que no tenía ninguna pastilla", explicó Galeano, quien remarcó que al momento de la detención, Chueco estaba "muy mareado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)