EGIPTO

El Papa en la iglesia copta egipcia atacada

“La violencia es la negación de toda religiosidad”, afirmó

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El Cairo: el papa Francisco con el papa copto Teodoro II. Foto: AFP

El papa Francisco visitó ayer viernes en Egipto la iglesia copta que sufrió un atentado del grupo yihadista Estado Islámico (ISIS) en diciembre pasado. El pontífice formó parte de la procesión que anduvo desde la sede del papa copto Teodoro II hasta la iglesia de San Pedro y San Pablo, donde un atacante suicida mató a 29 personas el pasado 11 de diciembre.

Antes de visitar la iglesia atacada, Francisco había pedido a líderes musulmanes reunidos en El Cairo un "no fuerte y claro" a la violencia en nombre de Dios, y se solidarizó con los coptos víctimas de atentados en Egipto.

Este es el sexto país de mayoría musulmana que visita Francisco durante su pontificado.

Él habló en un centro teológico fundamental del islam suní, la Universidad de Al Azhar, el centro islámico más antiguo del mundo. "Repitamos un no fuerte y claro a cualquier forma de violencia, venganza y odio cometidos en nombre de la religión o en nombre de Dios", dijo en la conferencia.

"Es imprescindible excluir cualquier posición absoluta que justifique formas de violencia. La violencia, de hecho, es la negación de toda religiosidad auténtica", defendió el papa.

Sus palabras encontraron eco en la respuesta que le dio el jeque Ahmed al Tayeb, rector de la Universidad de Al Azhar, quien aseguró que ni el islam ni el cristianismo ni el judaísmo son "religiones terroristas" por las acciones de algunos de sus fieles. "El islam no es una religión de terrorismo porque una minoría que ha interpretado mal algunas aleyas haya empezado a matar a la gente y a aterrorizar a los inocentes", dijo Al Tayeb.

El papa Francisco visitó el palacio presidencial para reunirse con el presidente Abdel Fatah Al Sisi.

La visita de Francisco a Egipto tenía como objetivo reactivar las frías relaciones entre Al Azhar y el Vaticano, crispadas en 2006 tras las controvertidas declaraciones del entonces papa Benedicto XVI en las que pareció vincular el islam con la violencia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)