Nuevos cardenales

Papa hizo un llamado por los más pobres

El Papa Francisco instó ayer a los líderes católicos a que rechacen una mentalidad de "aislarse en una casta", diciendo que la credibilidad de la Iglesia depende de su capacidad para ayudar a los pobres y los perseguidos al margen de la sociedad.

El Santo Padre pidió por una Iglesia más misericordiosa y compasiva en la homilía de una misa en la Basílica de San Pedro con los nuevos cardenales investidos el sábado.

Francisco dijo a los nuevos cardenales que la Iglesia necesita actuar "con valentía y decisión, subirse las mangas y no quedarse mirando de forma pasiva el sufrimiento del mundo".

Francisco dijo que los líderes de la Iglesia Católica Apostólica Romana, de 1.200 millones de fieles, deberían rechazar la tentación de "convertirse en una casta aislada sin nada verdaderamente eclesiástico".

Los instó a prestar atención a los encarcelados, enfermos, desempleados y perseguidos y a aquellos que han perdido su fe, así como a los ateos. "El camino de la Iglesia es precisamente dejar sus cuatro paredes atrás y salir en búsqueda de aquellos que están distantes, aquellos en los márgenes de la vida", dijo. "No encontraremos al Señor a menos que aceptemos verdaderamente a los marginados (...) En realidad, en el evangelio de los marginados es donde nos jugamos nuestra credibilidad", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)